dissabte, 23 de desembre de 2017

EL GEN CANCEROSO CLAVE ESTÁ EN NOSOTROS.

El gen humano, el ADN que nos 'codifica', es muy largo. No obstante los 20.000 genes que codifican nuestras proteínas solo significan en 1.5% de la longitud del ADN.

Lo restante se compone de genes no codificantes que constituyen la llamada 'materia oscura' del ADN. No expresan proteínas pero si son útiles sin embargo su labor está por descubrir. De hecho los investigadores del Centro Oncológico Integral de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (EE.UU.) han identificado un gen en dicha materia que tiene un papel muy importante en el desarrollo de muchos tipos de cáncer. Para recordarlo fácilmente lo han bautizado como 'THOR'.


















La eliminación de la expresión del gen 'THOR' disminuye la capacidad de estabilización del ARN, así entonces, impide la proliferación celular.

Tras más experimentos pudieron afirmar que este gen contribuye al desarrollo de los tumores, lo que vieron es que cuando disminuyen el gen el crecimiento del tumor se ralentiza muy notablemente. Por el contrario cuanto más hay, más rápido se desarrolla el tumor.

Hicieron más experimentos pero con células sanas y observaron que aún suprimiendo el gen 'THOR' las células seguían creciendo de forma completamente normal el gen ‘THOR’ se presenta como una buena diana para el desarrollo de fármacos frente al cáncer.

Para acceder a la noticia original clícame.

1 comentari:

W H R ha dit...

Esta publicación de Raul me ha interesado ya que explica como el gen canceroso se propaga por el mundo y el hecho de desarrollarse como el gen THOR como farmaco a la hora de desarrollarse frente al cancer cuando las personas padezcan tumores.