dilluns, 6 de novembre de 2017

EL "SÍNDROME DE PIERNAS INQUIETAS"

El día 23 de septiembre se celebra anualmente el Día Mundial del Síndrome de Piernas Inquietas. Esta enfermedad, denominada enfermedad de Willis-Ekbom conlleva a varios síntomas muy característicos, como la necesidad de mover las piernas o la sensación de dolor en otras extremidades y partes del cuerpo. Además, al estar tumbado el dolor se acentúa, por lo que el paciente siente la obligación de ponerse en movimiento para calmar la sensación.


Aunque no suele ser un trastorno demasiado habitual, lo cierto es que afecta al doble de mujeres que de hombres, influyendo a entre el 5% y el 15% de los adultos. Sin embargo, afortunadamente la enfermedad es padecida con dureza por únicamente el 2-3% de los ciudadanos totales.


La causa de esta alteración es prácticamente desconocida. No obstante, de acuerdo con la explicación del director de la Unidad de Neurofisiología y Trastornos del Sueño de Vithas Internacional, se ha podido observar que suele aparecer en personas menores de 30 años, en algunas ocasiones debido a algún componente familiar. Otras investigaciones demuestran la relación de la enfermedad con la anemia debida a la falta de hierro, el embarazo o trastornos renales graves.

Por otra parte, uno de los síntomas de la enfermedad de Willis-Ekbom es la dificultad para controlar el sueño y, a largo plazo, el estrés, que puede desencadenar problemas cardiovasculares. Además, también es un importante factor que influye en otros trastornos, como la depresión.

Por último, en cuanto al tratamiento farmacológico, los remedios más utilizados son los opioides y las benzodiacepinas (medicamentos cuya función es actuar sobre el sistema nervioso central). Además, para evitar esta enfermedad, se recomienda evitar el estrés y un excesivo consumo de cafeína y alcohol, además de llevar un horario de sueño adecuado.

Esta noticia es interesante ya que la enfermedad de Willis-Ekbom no es tan común entre la población y leyéndola podemos conocer sus síntomas y posibles causas. Además, aunque el número de habitantes que padecen la enfermedad no sea excesivo, es importante saber diagnosticar este tipo de trastornos. De esta manera, podríamos reconocerlos en el caso de que en algún momento comenzáramos a sufrir alguna de sus manifestaciones.

Esta noticia fue publicada el 22 de septiembre de 2017, y está relacionada con la rama de la biología que trata los problemas de salud, la biomedicina.

Noticia original aquí.



1 comentari:

yara rull ha dit...

Esta noticia me parece muy interesante ya que esta enfermedad que aunque no afecta a un elevado porcentaje de la población es de gran importancia ya que, es causada por un mal funcionamiento de la dopamina. Esta sustancia necesita hierro para funcionar correctamente por eso la patología es frecuente en pacientes que sufren insuficiencia de los niveles de ferritina en sangre. Los principales síntomas empeoran de cara a las últimas horas del día ya que acentua el periodo de inactividad. Esta enfermedad, también llamada SPI es más común en las piernas aunque se dan casos, aunque poco frecuentes, en los brazos. Para diagnosticarla el primer paso de seguimiento clínico es un test de electromiografía en el cual se descartan posibles lesiones nerviosas, un análisis para ver los niveles de hierro y un test de sueño para ver la gravedad del paciente.