dimarts, 16 de novembre de 2021

UN NUEVO TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER ES CAPAZ DE REACTIVAR EL SISTEMA INMUNITARIO.

Nueva investigación en ratones avanza la eliminación de algunos tipos de cáncer.

 La inmunoterapia es un método que lucha contra el cáncer mediante la provocación del sistema inmunitario con el objetivo de destruir las células tumorales. Efectiva únicamente en algunos cánceres.

Según el estudio del Instituto de la Universidad de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, hay una nueva forma de rehabilitar el sistema inmunitario para qué actué contra los tumores. Este estudio ha sido probado en ratones y podría erradicar un mayor número de cánceres.

Células T

 Este nuevo tratamiento consiste en extraer las células cancerígenas del organismo, tratarlas con fármacos de quimioterapia y volverlos a introducir en el tumor. Su finalidad es hacer reaccionar las células T para combatir la enfermedad. 

Para la puesta en marcha de las células T, los inhibidores de bloqueo de los puntos de control (medicamento utilizado en este tratamiento) animan a las células T las cuales, no consiguen atacar a los tumores. Este remedio a sido efectivo aunque no en todos los tipos de cáncer. 

Los creadores experimentaron juntando-los con fármacos de quimioterapia citotóxica para incrementar el rendimiento del sistema inmunitario contra la eliminación de los tumores. El planteamiento principal fue lo conocido como muerte celular inmunogénica. La muerte de estas células tumorales funcionan de alarma que capta la atención del sistema inmunitario.

Los científicos continuaron con la combinación de la inmunoterapia con los fármacos de quimioterapia, pero aún no se sabe el mejor método para combinar-los.

Los investigadores querían medir la capacidad de las células T de destruir las cancerígenas. Con este objetivo trataron las células cancerígenas con un gran número de combinaciones de medicamentos y dosis. Tras 24 h añadieron las células dendríticas y pasado el mismo periodo de tiempo agregaron las células T.

Más tarde, los autores comprobaron que los fármacos no obtenían los resultados que esperaban, ja que solo eran efectivos en pequeñas dosis que mataban un reducido número de células. Esto se debe a que no eran las células muertas las que incentivaban al sistema inmunitario, sino las vivas aunque dañadas

A este descubrimiento se le denomina "lesión celular inmunogénetica"

Empleaban las células tumorales en una placa, cuando se suministraban directamente en el tumor se administraban inhibidores de los puntos de control. Las células vivas y lesionadas eran las que activaban el sistema inmunológico. 

Los fármacos más útiles eran los que perjudicaban el ADN. Al verse afectado se avivaban las vías celulares que responden al estrés. Así pues, transmitían una alarma que hace que las células T intervengan, eliminando las células cancerígenas y todo el tumor de su alrededor.


Sobre los datos de la eliminación del tumor por completo:  en melanoma cáncer de mama con roedores se ha comprobado que es eficaz un 40%. Del mismo modo, las células T reconocer las células cancerígenas al volver a introducirse en los sujetos del experimento. Esto evita otra aparición del tumor. 

Los científicos intentaron suministrar los fármacos directamente al tumor evitando tratarlos fuera del cuerpo. No sirvió ja que estropeaban, a la vez que las células cancerígenas, a las células T y el sistema inmunológico cercano al tumor. 

Una posible causa del problema anterior fue no incluir los inhibidores del punto de control. El experto afirma que es necesario un inmunoestimulante, aunque hay que liberar el bloqueo de las células inmunitarias.

Antes de ser tratado en pacientes que no responden al sistema inmunitario, hace falta una mayor investigación en humanos donde verifiquen la dosis y los fármacos adecuados para tratar esta enfermedad.

Si estás interesado en este tema aquí os adjunto un video explicativo más visual:

Esta noticia esta relacionada con el temario del sistema inmunitario de 2º Bachiller.
Enlace a la noticia original aquí. Enlace de las fotografías: foto 1 y foto 2