dijous, 14 d’octubre de 2010

¿Qué impide que los peces del Ártico se congelen?

En esta noticia está la respuesta.
Las temperaturas del océano Ártico son de unos 2 grados bajo cero y esto deja caer la duda: ¿cómo sobreviven los peces a estas temperaturas? ¿ Y su sangre, no se congela? La verdad esque la sangre de estos peces se congela a los menos 0,9 grados centígrados pero poseen  glicoproteínas anticongelantes. Estas glicoproteínas están formadas por una proteína unida a uno o varios  hidratos de carbono y se encuentran en las membranas plasmáticas, es decir, en las membranas de las células ofreciendo así protección.

El descubrimiento de estas proteínas ha sido muy importante ya que, desde hace muchos años la sociedad científica se ha cuestionado la posible vida de estos seres.  Aunque es un descubrimiento importante  en la actualidad  hay que decir que ya data de 50 años.
 Estas glicoproteínas crean fascinación por ser el mejor anticongelante existente pero se desconoce exactamente como actúan dentro de los peces.
 Y es ahora cuando, en Alemania, una universidad prestigiosa ha empezado a desarrollar, con la colaboración de expertos estadounidenses, el uso de una técnica especial para conocer la forma exacta en la cual actúa este mecanismo. Esta técnica es llamada espectroscopia.  De momento han llegado a demostrar que las moléculas de agua se comportan de forma más lenta y ordenada cuando estas proteínas están presentes y siguen afectando a una gran distancia.
Esta investigación estudia exactamente las glicoproteínas de un pez ártico concreto llamado Dissostichus mawsoni ya que era el único ejemplar que poseían de pez ártico de antemano.