dissabte, 30 d’octubre de 2010

Un microchip, para luchar contra el cáncer


En el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han conseguido gracias a ultrasonidos separar y extraer las células tumorales de un pequeño torrente sanguíneo. Esta nueva tecnología podría emplearse para detectar precozmente la metástasis de las células. El tamaño de este dispositivo es menor que la moneda de un euro, el cual está fabricado a base de plástico, tendrá integrado en uno de sus bordes una placa de cerámica.
La investigadora principal, Itziar González, explica ella misma que "es un método completamente no invasivo, ya que no hace falta introducir en la muestra de sangre ningún tipo de elemento externo, algo que sí exigen las tecnologías que normalmente se emplean para detectar células tumorales circulantes en sangre".
El método de la biopsia (consiste en la extracción de una muestra de tejido para examinarla al microscopio) sigue siendo el de mayor seguridad a la hora de detectar el cáncer, pero esta técnica es difícil aplicarla en las primeras fases del desarrollo. Aun así el progreso de los microchips va avanzando y en las condiciones adecuadas, se ha llegado a capturar el 67% de las células tumorales. Se basa en aplicar ultrasonidos sobre un pequeño canal por donde discurre una muestra de sangre, por lo tanto tampoco hay peligro para el paciente.
Esta investigación fue publicada por la revista muy interesante, además de que llego a nuestras televisiones a través de la RTVE el 28/09/10. Pero para dejarlo más clara la investigación la propia directora del proyecto gravo este video donde ella misma explica el proyecto que ella y su equipo está realizando.
En muy pocas palabras, esta investigación es un gran paso contra para la lucha contra el cáncer.

3 comentaris:

Inés Torán Gascón ha dit...

Visto la gran cantidad de casos de cáncer que aparecen nuevos cada día, y personas que conocemos que lo padecen o lo han padecido, esta nueva técnica para detectar de manera rápida la horrible enfermedad, me parece un avance tecnológico estupendo.
Creo que es una técnica bastante cómoda para el paciente, pues únicamente se ha de someter a la extracción de sangre, y que ha diferencia de los otros métodos, como bien resalta Ainhoa, no intervienen elementos externos,cosa que lo considero un avance importante.
En definitiva, pienso que se debe seguir incidiendo en esta nueva técnica para detectar el cáncer, puesto que si de esta manera se puede detectar más rápido, se podrán tomar medidas antes, y por consiguiente habrá más posibilidades de que el paciente supere la enfermedad.

Maria Mateu ha dit...

Me ha parecido muy interesante este artículo Ainhoa, creo que la ciencia cada día avanza más y más, y esto nos beneficia de manera grata.
Supongo que este nuevo procedimiento servirá únicamente para canceres en estados primarios, sobretodo porque dice que actúa sobre células tumorales del corriente sanguíneo.
Me parece un gran avance para la ciencia, más teniendo en cuenta que se trata de un procedimiento no invasivo.
Además, como he leído en internet, pues tengo que reconocer que tenía mis dudas, el ultrasonido no tiene efectos secundarios. Además, como todos debemos saber ya, es indoloro.
Me agrada mucho saber, pues, que tenemos un método más para prevenir cánceres, pues como dicen las estadísticas de futuro que he podido consultar en un informe de la OMS (organización mundial de la salud) en el futuro alrededor del 50% de las defunciones se deberán a un cáncer. Preocupante, ¿no?
Así pues, me alegra, y al mismo tiempo reconforta, saber que se estudia día a día esta enfermedad y como combatirla.

Rafa Mollà ha dit...

A més a més de ser una gran notícia per al càncer, també obri el camp a noves aplicacions com podria ser seleccionar altres tipus de cèl·lules que interessen separar, o diferents tipus de virus o bacteris que pugueren circular per la sang