dilluns, 21 de març de 2016

El cerebro borra recuerdos para acumular nuevos


Investigadores de la UPO y grupos de EMBL (European Molecular Biology Laboratory) han confirmado la existencia de un circuito cerebral vinculado con el borrado de recuerdos, aunque se admite que el cerebro es una estructura biológica que almacena recuerdos.

Aprender es considerado establecer nuevas uniones entre conceptos y situaciones diferentes, así como su recuerdo a lo largo del tiempo. Un trabajo publicado en la revista Nature Communications, presenta que la información relacionada con la memoria adquirida entra en el hipocampo mediante 3 rutas diferentes.

Si se bloquea la ruta principal, no se puede aprender, pero si ya ha habido un aprendizaje, sólo se debilitaría el recuerdo, es decir, no impediría la renovación de lo aprendido. Dicha inactivación conlleva a olvidar poco a poco los recuerdos.

El doble mecanismo de memorización y olvido sólo tiene lugar en el momento del aprendizaje. Por el contrario, cuando los investigadores bloqueaban la vía de entrada principal de información en el hipocampo, no hay pérdida de memoria.


Cerebros con espacio limitado

Los estudios, realizados durante los últimos cincos años, han utilizado ratones modificados genéticamente para comprobar que nuestro cerebro funciona como una especie de disco duro. "Parece pues que para aprender nuevas asociaciones y funciones puede ser necesario olvidar otras anteriores", dice Delgado. Su trabajo no se ha centrado sólo en entender los mecanismos para guardar y borrar recuerdos, sino que también han trabajado para desarrollar un fármaco que pudiera activar esta ruta de olvido sin necesidad de tan complicada ingeniería genética. Esta línea de investigación en desarrollo, según los científicos, ayudaría a eliminar recuerdos indeseados si se completa de manera completa.

ESTUDIO. Encontrado un circuito neuronal en ratones que borra recuerdos de forma activa.

Más información aquí.

Este post está relacionado con el tema del sistema nervioso de Biología Humana.