dissabte, 12 de març de 2016

SONRÍE: Nuevo sistema de terapia para niños con parálisis cerebral.

La parálisis cerebral es una afección encefálica que se caracteriza principalmente por ser un trastorno persistente, del tono, la postura y el movimiento. Esta afección, aparece en la infancia, y es una lesión no evolutiva del encéfalo que influye en la correcta maduración neurológica del sujeto afectado.

Investigadoras de las universidades Politécnica de Madrid y Rey Juan Carlos han creado una plataforma de juegos que permite la rehabilitación orofacial de niños que presentan alteraciones neurológicas.


A través de un sensor utilizado en los videojuegos, el sistema tiene la capacidad de detectar acciones tales como pueden ser los soplidos, la subida de las cejas, los besos y las sonrisas de estos pequeños pacientes y a su vez, ayudarles a estimular dichos gestos.





SONRÍE (Sistema de terapia basadO en KiNect paRa nIños con parálisis cErebral) es un software creado para realizar terapias para niños con parálisis cerebral. Mediante el uso del sensor comercial Kinect 360 (utilizado en los videojuegos para interactuar sin contacto físico con la consola), las desarrolladoras de este prototipo, han inventado una serie de juegos que pueden detectar diversos gestos faciales de estos niños con discapacidad.

Con todo esto se quiere lograr en un primer lugar, una mayor precisión en la detección, y seguidamente, una mejora terapéutica en los movimientos del rostro y en la expresión facial.


A niños que sufren las diferentes afecciones de la parálisis cerebral, se les hacen difícil o incluso imposible, realizar muchas de las actividades cuotidianas tales como vestirse, asearse, comer, ir al colegio, caminar,

y el hablar.

Los pacientes, hoy en día, pueden beneficiarse de las soluciones construidas gracias a las nuevas tecnologías, que se están utilizando para la rehabilitación.


Tal y como indican las investigadoras que han participado en el desarrollo del sistema (María Luisa Martín Ruiz y Estefanía Sampedro Sánchez de la UPM, y Nuria Máximo Bocanegra y Laura Luna Oliva de la URJC), "el juego es la herramienta que utiliza el niño desde su nacimiento, tanto para divertirse como para aprender, y jugar facilita su correcto desarrollo físico y neurológico".


SONRÍE, también se podría adaptar a otros niños con diferentes patologías que afectan al tono y control muscular, como es el caso de los niños con síndrome de Down, síndrome de Moebius, o distrofias, entre otros.


Además, realizando modificaciones en el entorno virtual del sistema, este podría ser extrapolable también al mundo del adulto.


"Unir tecnología y salud es el camino a seguir en el siglo en que vivimos".


Ver la noticia completa aquí.