dissabte, 12 de març de 2016

Glaucoma: te puede dejar ciego para siempre



El glaucoma es una enfermedad que afecta a la visión del individuo, debido al aumento de la presión intraocular, lo que causa el daño al nervio óptico, esto puede causar la perdida de la visión. Esta enfermedad es la segunda causa de ceguera en el mundo, por detrás de las cataratas.

En la mayoría de los casos, el glaucoma crónico o de angulo abierto, que son los tipos de glaucoma  mas comunes, no tienen síntomas dolorosos en su comienzo, por lo que los afectados no pueden darse cuenta de la enfermedad que tienen, hasta que esta ya les ha hecho mucho daño en el nervio óptico. Normalmente los pacientes empiezan a tener síntomas cuando ya han perdido el 80% de su visión.

En cambio, en otros tipos de glaucoma menos típicos como el de angulo cerrado o el glaucoma agudo, sí que presentan síntoma dolorosos, como dolores de cabeza, nauseas y vómitos, perdida de visión repentina o visión borrosa.



Resultat d'imatges de glaucoma

Esta enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, desde bebés hasta ancianos, aunque se puede decir que tiene más incidencia en personas mayores de 40 años.

Para diagnosticar el glaucoma, nuestro oftalmólogo tendrá que consultar varios parámetros, como las características del nervio óptico y la presión intraocular (oftalmoscopia y tonometría).

Durante el tratamiento, el objetivo es controlar la progresión del glaucoma, normalmente se usan colirios, rayos láser o microcirugía. Hay que tener en cuenta que los daños causados por el glaucoma no se pueden recuperar, y que de momento no existe cura para este mal.

Sin embargo, si se logra diagnosticar el glaucoma a tiempo, con un tratamiento adecuado se puede controlar en la mayoría de casos, conservando de esta forma la visión útil para el paciente durante toda su vida.

Para tener mas información: haga click aquí.