divendres, 6 de desembre de 2019

LATIDOS DESPUÉS DE SEIS HORAS

Recién comenzado el mes de diciembre, saltó la voz de alarma en La Vall de Núria (Girona) al encontrar el cuerpo de la montañera Audrey Mash, después de una fuerte tormenta en la zona. Fueron los Bomberos de la Generalitat y la actuación del Sistema de Emergencias Médicas los que consiguieron trasladar el cuerpo sin pulso de la joven británica al Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona. Seis horas después, la que ya muchos daban por muerta, volvió a la vida.


El caso de Audrey se puede considerar especial debido a la duración del periodo que estuvo sin pulso. Su intervención ha sido la reanimación más larga llevada a cabo en España, e incluso una de las de mayor duración a nivel internacional. Además, paradójicamente, la hipotermia que casi acaba con su vida, fue también gracias a la cual se ha podido recuperar sin ningún tipo de secuela cerebral. 

La hipotermia, (considerada leve por debajo de 35ºC y grave por debajo de 30º) que consiste en la disminución de la temperatura corporal debido a la falta de energía calorífica, puede causar daños irreparables en el corazón y sistema respiratorio, así como terminar en la muerte. En el caso de Audrey, el calor de su cuerpo rondaba los 18ºC cuando fue hallada por el equipo de rescate. 

Un caso ordinario de hipotermia disminuye la energía que necesita el metabolismo para funcionar y aumenta 10 veces el tiempo que puede sobrevivir el cuerpo hasta llegar a la hipoxia (falta de oxígeno en los tejidos corporales y la sangre) y posterior muerte. En el caso de Audrey, al encontrarse en una temperatura tan sumamente baja, este tiempo se prolongó y permitió que la intervención sanitaria fuera exitosa.


Audrey ya recuperadaOtro hecho determinante a la hora de "devolverle" a la vida fue el uso de la técnica ECMO, un método de reanimación basado en la oxigenación y reanimación del torrente sanguíneo. Esta técnica es de vital importancia en pacientes críticos, ya que permite sustituir temporalmente la función del corazón y/o del pulmón. En el caso de Audrey, además, contribuyó a la recuperación paulatina de calor corporal.


La noticia constituye todo un hito en la comunidad científica de nuestro país, al demostrar capaz al personal sanitario de reanimar un corazón que llevaba seis horas parado. Es un avance a nivel médico tanto por su complejidad como por la exploración que ha supuestos de los límites del cuerpo humano. Además de que ha permitido salvar una vida, y, probablemente, más en un futuro no muy lejano.

Un vídeo de la paciente aquí   ↓↓↓↓↓↓



Esta noticia se encuentra estrechamente ligada con el temario de Anatomía Aplicada, en concreto con los apartados de Sistema Cardiorespiratorio y Sistema de aportación y utilización de Energía, al tratar temas como un paro cardíaco, la hipotermia y el metabolismo corporal.

La información ha sido publicada por el periódico ABC el 5 de diciembre de 2019, podéis encontrar la original aquí. Además, otros enlaces de interés como la hipoxiaAnna Elisabeth Johansson Bågenholm, la mujer que sobrevivió a la temperatura corporal más baja registrada. Las imágenes y el vídeo han sido extraídos de aquí.