diumenge, 6 de març de 2022

CRISPR Cas9, las tijeras moleculares nunca antes usadas en garrapatas

En las últimas décadas, las garrapatas (grandes ácaros portadores de nombrosas infecciones) han aumentado su población en grandes áreas a causa del cambio climático, suponiendo una amenaza para la salud en muchas zonas. Son transmisoras de enfermedades como la de Lyme, que afecta a unas 300.000 personas cada año. Es por eso que, ante el avance de la biotecnología y el problema que su sobrepoblación produce, científicos estadounidenses han probado a modificar su ADN con éxito.


En sí, las instrucciones contenidas en el ADN se traducen a otro lenguaje, el ARN, como paso intermedio para dirigir la fabricación de proteínas. En la técnica CRISPR habitual, los científicos diseñan una molécula de ARN complementaria a la secuencia de ADN que quieren editar y añaden una proteína Cas9, que actúa como unas tijeras. Esta máquina molecular es capaz de encontrar el tramo de ADN deseado y cortarlo, añadiendo otro fragmento de ADN con nueva información.


Pero, antes de ponerla en práctica en garrapatas, tuvieron que lidiar con diversos problemas, como la cera característica que recubre sus huevos o la presión embrionaria que los mantiene protegidos. Antes de ejecutarlo entonces, les extirparon quirúrgicamente un órgano (llamado el órgano de Gené) a las hembras madre, responsable de hacerlas producir esta capa de cera. Una vez conseguido, trataron los huevos con cloruro de benzalconio y sal para disminuir la presión; luego, inyectarles las tijeras CRISPR Cas9 a los embriones para llevar a cabo el proceso.

Este método fue elaborado a la par que el ReMOT Control, cuyo porcentaje de supervivencia de las garrapatas inyectadas fue del 100%. Aunque el de las garrapatas modificadas por CRISPR Cas9 fuese solo de un 10%, su puesta en uso abre muchas puertas a la biotecnología; puesto que ningún laboratorio había probado su eficacia en estos animales. Además, permite investigar con más detalle la relación garrapata-patógeno-huésped.

Las imágenes han sido extraídas de aquí y de aquí. La noticia original la encontrarás pinchando aquí.


1 comentari:

L A G ha dit...

El gran avance de la biotecnología ha permitido un cambio genético en las garrapatas para evitar muchas enfermedades a personas.

El hecho de añadir una proteína Cas9 a su ADN permitió a los científicos que actuara como unas tijeras añadiendo el fragmento de ADN deseado con la nueva información.

Este estudio es muy novedoso y pese a solo sobrevivir un 10% de estos ácaros, es un gran avance que permite seguir investigando con más detalle y abrir nuevas puertas, científicamente hablando.