dissabte, 25 d’abril de 2009

El abuso de los tacones puede llevar al quirófano


Los expertos que participan en el II Congreso Internacional de Cirugía Mini Invasiva de pie y Tobillo, que se celebra en Murcia, advierten de que el abuso de zapatos estrechos, de punta fina y con tacón alto multiplica las operaciones del pie en las mujeres, por lo que piden que se lleven a cabo campañas públicas de concienciación.


Los doctores Mariano de Prado y Pedro Luis Ripoll, que codirigen el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital USP San Carlos de Murcia, señalaron que "la utilización del calzado inadecuado es el factor más importante en la patología del pie, lo que determina una mayor incidencia de estas deformidades en la mujer".


El doctor Prado señaló que "varios estudios científicos revelaron que en Japón, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, se produjo un aumento importante en la presencia de juanetes, dedos en garra, o metatarsalgias", problemas secundarios a la adopción de hábitos de la moda occidental entre la población femenina.


Por ello, los expertos reunidos en Murcia consideran imprescindible mejorar la concienciación de la sociedad. "Seis de cada diez pacientes que llegan al quirófano son mujeres, así que habría que desarrollar campañas públicas de información, como se ha hecho con otros temas como la higiene bucal, que han dado muy buenos resultados", destacó el doctor Prado, y apuntó que "hay que vigilar el estado del pie y acudir con regularidad al podólogo".

Este experto apuntó que "la cirugía percutánea ha revolucionado la traumatología del pie y está logrando desterrar la leyenda que ha existido durante muchos años acerca de estas intervenciones. El desarrollo tecnológico y la implantación de la cirugía miniinvasiva o percutánea está desterrando esa percepción", dijo.
Ambos especialistas indicaron que las denominadas técnicas MIS (Minimal Incision Surgery) "son intervenciones que se realizan a través de microincisiones, de entre tres y cinco milímetros, a través de las cuales se introducen los instrumentos necesarios para realizar la cirugía, además de microcámaras con las que observar la lesión y guiar nuestros pasos quirúrgicos". De esta forma, las cicatrices son milimétricas, sólo se requiere anestesia local y disminuye el riesgo de infecciones.
Una de las operaciones que pueden producir los tacones es la de los antes mencionados juanetes,he encontrado un video de la operacion que es bastante interesante

1 comentari:

Paula González ha dit...

¡Gran entrada!
Sobretodo ahora con el tema de la graduación, yo me lo tomaré como un guiño...
Aunque justo yo no me iba a poner tacones pero en fin...
La verdad es que sí que es cierto que no nos fijamos en los pies, tacones altos y zapatos que duelen sólo para aparentar ser más altas y quedar más estilizadas aunque para ello se tenga que sufrir. "Quien algo quiere algo le cuesta" decimos, pero claro, todos estamos influenciados por los cánones de belleza actuales y no parece que ser bajita sea bueno.
Quien es bajito lo es y punto. No debería esconder que lo es encima de unos tacones y aunque quedes más guapa. ¿Vale la pena pasarlo mal?
Por mi parte diría que no. Prefiero ir bonita con los pies en el suelo y bailar hasta las mil que no, a los cinco minutos empezar a gemir que me duelen los pies.
Esto es igual que los pies de loto de las chinas -que se apretaban los pies de niñas con unas vendas para deformarlos porque quedaban más bonitos.
Por la belleza no vale la pena sufrir así.