dijous, 12 de maig de 2022

INTRODUCCIÓN DE microARN EN CÉLULAS TUMORALES MEDIANTE NANOVESÍCULAS

UNA NUEVA FORMA DE COMBATIR LOS TUMORES 

Diversos investigadores y desarrolladores de instituciones como CSIC y ICMAB (Barcelona), han contribuido en el estudio de estas nanocápsulas o nanovesículas para frenar la propagación de tumores en las células afectadas. Hasta el momento, estas han sido administradas con éxito en hígado, pulmón y en tejido nervioso. Estas pequeñas vesículas o también llamadas quatsomas se basan en unas nanoestructuras compuestas por capas lipídicas cerradas, que cumplen la propia función de cápsula. En su interior, se encuentran pequeñas moléculas de ARN que pueden llegar a interferir en otras cadenas de ARN, específicamente ARNmensajero. Este fue realmente conocido por su introducción en las vacunas contra el COVID-19, ya que su principal función es enseñar a nuestras células a fabricar una proteína que desencadenará una respuesta inmunitaria. 



La introducción de estas nanovesículas será vía intravenosa la cual provocará una serie de cambios en la propia "maquinaria" de las células características de los  órganos, produciendo una gran utilidad para evitar la proliferación de las células y genes íntimamente relacionados con la permanencia de dichos tumores, así pues se producirá una disminución  de la tasa de crecimiento de estos. 


                                                                                    
Esta nueva tecnología, producida gracias a estructuras 
de unos 150 nanómetros se ha podido reconocer que pueden ser estables hasta unos 6 meses en disolución acuosa. Además tienen una gran sensibilidad al pH ajustable que puede desencadenar diversas respuestas. Cabe destacar que pueden diseñarse fácilmente para suministrar diferentes ácidos nucleicos. Otra de sus nombrosas cualidades es su sensilibilidad a la temperatura ambiente la cual descarta controversias como la ruptura de las cadenas de frío. 



En cuanto a una de sus pruebas más específicas fue contra el neuroblastoma en niños, el   causante de más de un 15% de muertes pediátricas. Los resultados de las prácticas han sido en su gran mayoría beneficiosos, ya que gracias a la cápsula se puede evitar la degradación del microARN y que este aumente su presencia en las células afectadas por los tumores, haciendo que no se puedan propagar tan rápidamente.





La primera imagen  ha sido extraída de aquí  , la segunda de aquí y la tercera de aquí y la noticia de aquí  cuya página web correspondiente es  Agencia SINC y está relacionada con con el temario de 2 de bachillerato de la asignatura de biología y, exactamente, del sistema inmunitario y la biotecnología del tema 16. 

    











3 comentaris:

Anònim ha dit...

Está claro que los investigadores estan haciendo grandes avanzes respecto al ámbito científico y sanitario. Me resulta bastante esperanzador que cada día se vaya descubriendo nuevos métodos para combatir contra aquello que sea dañino para nuestro cuerpo (en este caso son los tumores). La introducción de las nanovesículas puede ayudar a detener la propagación de tumores en las células afectadas. Me parece bastante interesante descubrir las numerosas cualidades beneficiosas que contienen estas nanovesiculas como por ejemplo el hecho de que también son capaces de evitar la degradación del microARN y que este aumente su presencia en las células afectadas por los tumores

Anònim ha dit...

Está claro que los investigadores estan haciendo grandes avanzes respecto al ámbito científico y sanitario. Me resulta bastante esperanzador que cada día se vaya descubriendo nuevos métodos para combatir contra aquello que sea dañino para nuestro cuerpo (en este caso son los tumores). La introducción de las nanovesículas puede ayudar a detener la propagación de tumores en las células afectadas. Me parece bastante interesante descubrir las numerosas cualidades beneficiosas que contienen estas nanovesiculas como por ejemplo el hecho de que también son capaces de evitar la degradación del microARN y que este aumente su presencia en las células afectadas por los tumores

Fadia Nedjam

Anònim ha dit...