dissabte, 17 d’abril de 2010

¡¡¡A POR EL CANCER!!!!


En la carrera que el cáncer echa a la vida de millones de personas cada año, los tumores continuarán valiéndose de un genoma propio y extraordinariamente complejo. Pero la ciencia viene ganando terreno, y aprieta los músculos en un "sprint" nunca visto. Carlos López-Otín y Elías Campo, coordinadores de la contribución española al Consorcio Internacional Genoma del Cáncer, acaban de anunciar en Oviedo que han descifrado los cinco primeros genomas de leucemia linfática crónica.

En menos de un año, el equipo español del Consorcio Internacional Genoma del Cáncer ha recabado más datos que en toda la década de trabajo culminada en 2001 con la decodificación del primer genoma humano: el acelerón de la ciencia está a la vista.
Éste es sólo uno de los primeros resultados: la previsión del subproyecto español sobre leucemia linfática crónica,es completar una veintena de genomas antes de que termine 2010, un buen paso hacia el objetivo que resume el codirector científico de la contribución española Carlos López-Otín.
Aunque el camino hacia un tratamiento personalizada frente al cáncer eslargo, la comunidad científica internacional lo aborda a través del “proyecto más ambicioso de la biomedicina actual”, como lo ha calificado el asesor de la Secretaría de Estado de Investigación y miembro del Comité Ejecutivo del ICGC. De hecho, el esfuerzo ya está dando buenos frutos, ya que, como ha indicado Klatt, el proyecto “está obteniendo éxitos científicos que superan las expectativas iniciales”.