dimecres, 30 de maig de 2018

La solución a una lesión medular reside en tu piel.

En los últimos años, ya se habían hecho avances respecto a las células madre pluripotentes inducidas (iPS), en distintas especialidades de la Medicina. Pero a pesar de que estas células puedan ser usadas para crear órganos y tejidos sanos, y reemplazar los dañados, no se había averiguado la manera de hacerlo en una lesión medular sin un tratamiento inmunosupresor muy agresivo.

Finalmente, la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, dio con la solución. En la investigación que realizaron, usaron cerdos, puesto que tienen una médula espinal y un sistema nervoso de características similares a las de los humanos. Los investigadores cogieron células de la piel de los cerdos, y las reprogramaron en (iPS), para acabar transformándolas en células progenitoras neuronales (NPC). Estas células acabaron implantadas en la médula espinal de un cerdo singénico, sin lesión medular. Siete meses después, y sin necesidad de ningún tratamiento inmunosupresor, las neuronas injertadas funcionaban con normalidad.

Se repitió el mismo estudió, pero esta vez utilizaron cerdos alogénicos. Y en este caso tuvieron que utilizar tratamiento inmunosupresor durante cuatro semanas para que el resultado fuese el mismo.
La Facultad ya ha demostrado que de la misma forman que actúan las NPC en un organismo porcino, lo harían en una rata. Es evidente, que lo que pretende el estudio es poder tratar en un futuro las lesiones medulares y los problemas nerviosos. Y aunque por ahora no se haya conseguido suprimir el tratamiento inmunosupresor en injertos alogénicos, con este descubrimiento estamos cada vez más cerca de hacerlo.

La noticia fue publicada el 10 de mayo de 2018, podéis acceder clicando aquí.
La foto ha sido extraída de aquí.