divendres, 16 d’octubre de 2009

Estudios en Doñana a causa de su 40 aniversario

























En la Estación Biológica de Doñana, han advertido este viernes de que Doñana no puede ya más contaminación de nitratos y sobre las consecuencias negativas del descenso del nivel de los acuíferos subterráneos, y se ha pedido mayor inversión del Gobierno central en este espacio natural.

En el 40 aniversario de su declaración como Parque Nacional, se ha hecho conferencia de prensa junto a la consejera andaluza de Medio Ambiente. Tecnicos de la Estación Biológica también ha advertido de que, a la hora de considerar la calidad del agua, sin distinguir entre la subterránea y la superficial.

También se hablo sobre la supresión del denominado 'muro de la vergüenza', que se erigió en los límites del parque nacional para protegerlo de la marea contaminante que desencadenó la rotura de la balsa minera de Aznalcóllar (Sevilla). Cuando se levantó el muro como una emergencia se consideró que, pasado el peligro, sería eliminado, pero segunlos expertos puede que esto no sea conveniente , puesto que detiene el cauce del río Guadiamar que, aporta más nitratos a las marismas de Doñana.

Ademas, al separar el muro la marisma del estuario del Guadalquivir, evita la progresiva salinización de Doñana, por lo que dijo que su supresión precisa de un amplio debate científico. No obstante, se afirmó que al considerar que la nueva Ley de Aguas andaluza y los incentivos a la agricultura ecológica, "que es enormemente rentable", despejarán ese peligro siempre que "se aceleren las solucione.

El Gobierno central debe hacer en Doñana "como ha hecho en Daimiel, comprar terrenos que propicien un mejor manejo del agua", mientras que la consejera, al ser preguntada por la posible ampliación de Doñana, respondió que la reserva natural "no ha hecho otra cosa en estos cuarenta años" y aseguró que su departamento está abierto "a ampliaciones, con la colaboración del Ministerio".

'Su mejor estado'

En conclusión Doñana "está mejor que nunca, con menos amenazas y más biodiversidad", si bien matizó considerado Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera, los problemas actuales de Doñana se derivan de la presión de los más de 600.000 habitantes de su entorno y de la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos, que se extienden por 40 kilómetros cuadrados.

De la biodiversidad perdida en Doñana sólo una especie, el torillo andaluz, ha desaparecido tras la declaración de este espacio como parque nacional, ya que el lobo y la avutarda lo hicieron antes, mientras que este espacio ha sido recolonizado por el morito, el ave toro, la garza blanca y la cigüeña negra y ha sido colonizado por el azor y el búho, entre otras.

Para ver la noticia pulsa aqui


1 comentari:

Francisco Rambla ha dit...

Molt interessant tota la problemàtica ambiental que hi ha en Doñana.

Noticia vàlida per al teu dossier