dimarts, 20 d’octubre de 2009

Medida de extrema urgencia: ”INUNDAR” las Tablas de Daimiel.

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se encuentra en estado crítico debido a los numerosos incendios subterráneos y a la poca cantidad de agua que posee, tan solo un 1% de su superficie se encuentra inundada .En los últimos años, la sequía y la construcción de pozos en los alrededores han vaciado el acuífero que existía en Las Tablas, lo que ha provocado la degeneración del humedal.






Por esto, la Junta de Castilla-La Mancha ha decidido tomar una medida de urgencia para frenar el incendio subterráneo que está afectando a este paraje protegido. La única manera de frenar este avance y apagarlo es lograr inundar las más de 150 hectáreas de terreno por las que se distribuye la turba ( el combustible natural que alimenta el incendio ).Así, el incendio que continúa avanzando lentamente por debajo de la tierra en este paraje protegido quedaría extinguido. De no hacerlo, el episodio que ahora se limita a la zona de la isla de Las Cañas, lugar donde se encuentra la "zona cero" del incendio, se podría repetir en otros lugares del Parque Nacional, de hecho han aparecido fumarolas exteriores a esta “zona cero”. Sin embargo los ecologistas atribuyen este problema a la sobreexplotación de los acuíferos y las zancadillas que el Ministerio y la Junta de Castilla-La Mancha están poniendo al Plan Especial del Alto Guadiana (diseñado para asegurar el suministro de agua al Parque Nacional).





La entrada en combustión de las turbas, formadas como resultado de la acumulación de materia orgánica, principalmente vegetal, que se ha ido depositando bajo la superficie del agua a lo largo de cientos de años, se produce después de que este material haya acabado perdiendo su estructura estable como consecuencia de la falta de agua .La zona más afectada es la llamada “isla de Las Cañas” dónde continúan apareciendo fumarolas a más de 220º C que indican que el fuego continúa consumiendo la turba que se encuentra bajo el ligero sustrato de arena que recubre el terreno y que se resquebraja por la falta de agua. Es a través de estas grietas por donde el aire penetra, aumentando progresivamente el proceso de oxidación de la materia orgánica, que produce la elevación de la temperatura del terreno hasta provocar que las turbas entren en autocombustión, lo que da lugar a la formación de un gran "brasero" bajo la tierra y da la impresión de que el humedal se encuentre encima de una zona de aguas termales.





En mi opinión es lamentable que se haya llegado a este punto. Es inadmisible que una de las zonas húmedas más importantes de Europa y además un parque nacional esté solamente cubierto de agua permanentemente un 1% y que solo se hayan tomado medidas ahora que se está quemando por falta de agua. No se lo difícil que debe ser la gestión de un parque nacional, pero sin duda no me parece que este sea el camino a seguir por otros parques.Juzgar vosotros mismos sobre este tema pero creo que esta situación no tiene excusa posible, para mi lo que ha ocurrido es que se ha maltratado uno de los parques nacionales más representativos de nuestro país y que no volverá a ser como antes.


La noticia ha sido sacada de los siguientes enlaces:aqui, aqui, aqui y aqui .

3 comentaris:

Francisco Rambla ha dit...

Notia vàlida per al teu dossier.

Quin cost econòmic tindria inundar el Parc?
Qui té que assumir eixes despeses?
Hi han altres solucions?

Andrea Gual ha dit...

Según el periódico El País, un informe concluye que con una inversión de 28,58 millones el parque podría mantener un aspecto decente.

Unos colectores serían los encargados de llevar el agua a la entrada del parque, donde sería tratada.

Notícia: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Gobierno/planea/inundar/Daimiel/agua/residual/depurada/elpepisoc/20090521elpepisoc_4/Tes

Noel ha dit...

He encontrado un articulo de opinion que plantea el problema y propone algunas posibles causas de como se ha llegado a este problema.Es un poco extremista pero me parece bueno para ver desde otro punto de vista.

este es su link

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/30/clima/1256896889.html