diumenge, 28 d’abril de 2013

La ingeniería genética como solución al colesterol malo.

Más información en Noticias de la ciencia

Mediante el uso de ingeniería genética se ha logrado producir unos tomates que producen un péptido el cual elimina el colesterol malo, imitando el colesterol bueno, conoocido por eliminar de las arterias al colesterol malo.

Un equipo de doctores de Los Ángeles fueron quienes fabricaron estos tomates, los introdujeron dentro de una dieta rica en grasas la cual era ingerida por unos ratones que no poseían la capacidad de eliminar el colesterol malo y presentaban inflamación y aterosclerosis cuando tomaban dicha dieta. Cuando estos ratones comían los tomates enriquecidos con el péptido tuvieron menores niveles de inflamación, mayor actividad de una enzima antioxidante asociada con el colesterol bueno, niveles más altos de colesterol bueno y menores niveles de un ácido promotor de tumores que acelera la acumulación de placa en las arterias de modelos animales. Después de algunas horas se detectaba el péptido en el intestino delgado pero no en la sangre, se piensa que el péptido actúa en el  intestino delgado y luego es degradado a aminoácidos antes de ser absorbido en la sangre, como sucede con los demás péptidos y proteínas del tomate.

Este nuevo descubrimiento podría ayudar a prevenir la aterosclerosis de origen alimentario, ya que si se escoge el intestino delgado donde actúa el péptido como objetivo se irradicaría la producción de placa en las arterías que puede dar lugar a ataques en el corazón y derrames cerebrales.

3 comentaris:

Neus Selma ha dit...

Es increíble como avanza la ingeniería genética. Este post me ha parecido realmente interesante ya que estos frutos transgénicos podrían acabar con muchos de los problemas causados por el colesterol malo si llegan al alcance de las personas.

Marcel Pitarch Marín ha dit...

Com afirma Neus, és sorprenent la manera d'investigació i d'avanços que porta a terme l'enginyeria genètica. El colesterol, huí en dia, és un problema greu per a la majoria de la població, ja que superen els límits estàndars. Aquest colesterol és el roïn. Per això és interessant que s'hagen dedicat a buscar certs aliments (en aquest cas les tomaques) per eliminar-lo d'aquests i poga ser menjat sense tindre en compte el colesterol.

Laura Agramunt ha dit...

Estic d'acord amb Neus i Marcel, cada dia els enginyers genètics porten a terme més descobriment en les seues investigacions sobre com alterar genèticament els aliments o els productes per a que puguen ser consumits més que com a aliments com a medicina per a aquelles persones que pateixen una malaltia com pot ser per exemple el colesterol.
És una noticia realment interessant perquè ens adonem per ella que la enginyeria genètica pot arribar a ser la solució per a moltes persones que pateixen alguna malaltia. Encara que també s'ha de tenir en compte que en els temps que corren aquestes solucions a algunes malalties poden eixir realment cares.