dilluns, 7 de desembre de 2015

La proteína YME1 como método para acabar con la miocardiopatía dilatada


Un fallo en las células del corazón, podría provocar una enfermedad que en la mayoría de personas, puede resultar mortal. La enfermedad causada sería una miocardiopatía dilatada.


En un estudio realizado por diversos científicos, se ha descubierto, la gran importancia que tiene la proteína YME1. Su función sería la regulación del número, tipo y forma de las mitocondrias, y su ausencia, podría causar una insuficiencia cardiaca, el origen de esta enfermedad.
Este estudio, también nos presenta una solución contra esta enfermedad: el empleo de estrategias metabólicas, ya que puede restaurar el buen funcionamiento del corazón.


Tal como explica Jaime García-Prieto, el corazón es el órgano que se ocupa de distribuir la sangre por todo el cuerpo, los nutrientes y el oxígeno, y son los cardiomiocitos las células encargadas de esta función. Para que funcione, necesita una gran cantidad de energía subministrada en forma de ATP. Si se establece un error en la forma de subministrar energía, el corazón dejará de bombear como lo hacía normalmente, se producirá una insuficiencia cardiaca y causará la muerte.
Las mitocondrias son los orgánulos celulares dispuestos a proporcionar la energía necesaria para que la célula pueda hacer su función. Un fallo en la obtención de energía podría ser mortal.


Como ya he mencionado antes, la enfermedad que se origina por una insuficiencia cardíaca sería la miocardiopatía dilatada, a causa de la pérdida de la fuerza en la contracción del corazón.
Ya que no hay aún una cura para esta enfermedad, como dice Borja Ibáñez, hay que saber cómo se produce esta enfermedad, para contraatacar sobre ésta.


Una posible causa de esta enfermedad, sería la utilización continua de la glucosa por los cardiomiocitos. En corazones sanos, los cardiomiocitos consumen más ácidos grasos que azúcares, todo lo contrario a las personas que sufren una insuficiencia cardiaca.
Para regular eso, los científicos hicieron distintos experimentos alterando la genética y la dieta en animales. 

Una de las soluciónes para  esta enfermedad, sería llevar una dieta rica en grasas, aunque el problema vendría después, ya que sería perjudicial para la salud.
En todo caso, según afirma Valentín Fuster, queda mucha investigación por hacer y en un futuro, se pueda poner un remedio a esta enfermedad.

Descubren cómo un defecto en la mitocondria del corazón causa muerte prematura

 Para mas información aquí.