dimecres, 2 de desembre de 2015

La tropomiosina 2.1, el freno del cáncer


Proliferación celular
         Las células pueden medir la rigidez de su matriz extracelular a través de contracciones. Hay dos tipos de matrices:
         - Blandas: se aplican contracciones suaves impidiendo la proliferación y el crecimiento.
         - Rígidas: contracciones más fuertes que provocan la proliferación.
         Por otro lado, las células cancerosas pueden proliferar tanto en matrices blandas como rígidas. Esto significa que el sistema de detección no funciona bien.
         Investigadores españoles, estadounidenses y asiáticos han descubierto que la tropomiosina 2.1 limita el crecimiento celular en matrices blandas, controla su fuerza y el funcionamiento del detector. Pero, si se veía alterada o desactivada se reducía la actomiosina, la fuerza se elevaba y provocaba la proliferación de células cancerosas.
         Además, gracias a la tecnología pudieron monitorizar las contracciones de la células al desplazarse. Con esto, descubrieron unidades contráctiles de actomiosina. A su vez, está medía la rigidez que hacía falta para alcanzar el nivel de fuerza que activa la captación de la α-actina.


         Para más información click aquí.
         La imagen se ha extraído de esta fuente.
         Este post se puede relacionar con el tema 8, 17 y 19 ("Citosol y esqueleto", "Biologia de los microorganismo" y "Inmunologia") del libro de Biologia de 2º de Bachillerato.