divendres, 15 de gener de 2016

Nuevo diagnóstico de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y crónica. Esta enfermedad es la segunda causa de discapacidad neurológica en personas de edades comprendidas entre 20-40 años. Además, afecta a un gran número de la población.
En la actualidad se desconocen tratamientos para su cura. No obstante, su diagnostico precoz puede ser clave para tratarla y modificar la evolución retrasando su progresión.

Resonancia esclerosis múltiple: http://www.elsevier.es/es-revista-neurologia-295-articulo-recomendaciones-utilizacion-e-interpretacion-los-13152454
Científicos de la Unidad de Proteómica del Centro de Regulación Genómica (CRG) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF), han publicado un estudio, en el cual proponen un nuevo método para su diagnóstico en las fases iniciales.

El primer signo de la enfermedad en casi todos los pacientes es un episodio de desórdenes neurológicos (síndrome clínico aislado). Sin embargo, no todos los pacientes que lo padecen desarrollaran la enfermedad.
Por eso, el estudio se centra en determinar quien la padecerá y quien no. Para así poder retrasar la progresión de la enfermedad y la incapacidad de los pacientes.

El diagnóstico de la esclerosis es complicado. En la actualidad se recurren a pruebas, que no son del todo concluyentes, como el análisis de líquido cefalorraquídeo o una resonancia magnética cerebral.

Nuevo método de diagnóstico.
Estos científicos españoles, han descubierto un nuevo método para el diagnóstico precoz de la enfermedad. Han utilizado la espectrometría de masas para detectar un conjunto de proteínas de interés en el líquido cefalorraquídeo de un número elevado de pacientes.
De este modo, los investigadores han establecido las proteínas que pueden predecir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. A su vez, con los datos han desarrollado un modelo estadístico que permite asignar a cada paciente la probabilidad de sufrir la enfermedad, según la abundancia de estas proteínas.

Por lo que el uso de tecnología avanzada en proteómica tiene una gran relevancia en la investigación clínica, concretamente en el diagnóstico.
Así que este estudio supone un gran paso en la detección de la enfermedad, así como en poder refrenar su rápido avance.
Para más información haga clic aquí