divendres, 22 d’abril de 2022

Alimentos transgénicos

ALIMENTOS TRANSGÉNICOS, ¿SALVADORES DEL PLANETA?

   Primeramente, los alimentos genéticamente modificados (OGM) son alimentos que tienen un ADN modificado usando genes de otras plantas o animales. Básicamente, los científicos toman el gen de un rasgo deseado de una planta o animal e insertan ese gen dentro de una célula de otra planta o animal.

¿QUÉ PODEMOS CONSEGUIR CON LOS OGM?

La mejora de la genética tradicional ha permitido un aumento de la producción agrícola, textil, farmacéutica, mayor resistencia a plagas, mayor producción y calidad... Pero no todo lo que brilla es oro, ya que debido al cruce que se realiza se pueden pasar caracteres que no son de interés o perder otros que sí que lo son.
Algunos ejemplos sobre OGM son: algunas especies como maíz, patata, algodón y soja cuya comercialización ha sido aprobada, el golden rice con una gran cantidad de vitamina A, trigo al que se le suprime parte del metabolismo del gluten para que fuera apto para celíacos. Gracias al aumento del vegetarianismo y veganismo, se están desarrollando plantas que producen proteínas animales con el objetivo de producir carne sin necesidad de sacrificar animales y se esta intentando reducir la emisión de CO2 a la atmosfera mediante especies vegetales más fácilmente digeribles por el ganado.


PROS Y CONTRAS DE LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

  Organismos como la OMS, FDA, EFSA han estado investigando acerca de los OGM y los problemas que pueden causar sobre el ser humano y el medio ambiente y hasta la fecha no se ha encontrado ninguno más perjudicial para la salud que su partida no modificada. Es decir, si alguien es alérgico a la soja, la soja transgénica también le causara alergia, pero será segura para cualquier otro. 


Por otro lado, están los problemas medioambientales como por ejemplo la contaminación genética de las poblaciones no modificadas por polinización cruzada, solucionado mediante la separación temporal del momento de floración y el distanciamiento de los cultivos. Sin embargo, hay otros casos mucho más complicados que llevarían a que el agricultor dependa de la industria semillera año tras año. Otro problema y el más presente en la sociedad es la alteración del equilibrio ecológico y la perdida de variedades locales al ser sustituidas por un OGM. A este problema se han encontrado diversas y eficientes soluciones como alternar los tipos de cultivo ( sean OGM o no) para no perder biodiversidad ecológica. El desequilibrio ecológico causado por la eliminación de algún hongo o insecto puede ser el causante de nuevas plagas y ante este problema, no se hallaría una solución, meramente la continua investigación. 
Todos estos problemas son compensados si tenemos en cuenta la cantidad de vidas que serán salvados con medicamentos o evitando la desnutrición y malnutrición, impedir el colapso de la economía local, mejorar la producción agrícola, evitar el calentamiento global... gracias al desarrollo de los OGM. 

A continuación, un video explicativo acerca de los OGM:






La noticia ha sido extraída de aquí y fue publicada el 22 de abril de 202. Las imágenes han sido extraídas de aquí y aquí. El video ha sido extraído de aquí. Esta noticia me ha parecido interesante ya que contiene relación con el temario de biotecnología que estamos dando en 2n de bachillerato

 













4 comentaris:

L A G ha dit...

En la sociedad actual hay un gran numero de personas vegetarianas y veganas que con esta mejora de la genética y el desarrollo de plantas que producen proteínas y reducen la emisión de CO2 consiguen no sacrificar animales y que estos alimentos sean también más digeribles para el ganado.

Pese a tener en contra las posibles alteraciones del equilibrio ecológico y pérdida de algunos tipos de cultivo, es mucho más interesante, bajo mi punto de vista, la cantidad de vidas salvadas con medicamentos, mejorar la producción agrícola o evitar el calentamiento global entre otros.

M A M ha dit...

Por una parte el uso de alimentos transgénicos puede tener una variable ética y religiosa según la cual estamos modificando el curso original de la vida y por tanto yendo en contra de las leyes de la naturaleza, al actuar sobre elementos que han sido creados a partir de la evolución a lo largo de millones de años.
Por otra parte, debemos dejar claro que el uso de la manipulación genética en la creación de alimentos transgénicos puede mejorar de una manera drástica la sociedad actual, tanto desde el punto de vista de la alimentación a toda la humanidad, como de aquello que puede conllevar el cultivo de estos alimentos en el mantenimiento del cambio climático en el planeta: aunque parezca una paradoja podemos ser más sostenibles y colaborar en mantener un mundo más sostenible.

E B M ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
E B M ha dit...

Los alimentos transgénicos pueden mejorar en muchos aspectos la alimentación de las personas, sobre todo de las personas que no comen ningún tipo de alimento que venga de un animal, como son los veganos. Este tipo de alimentos modificados genéticamente, pueden ser una gran innovación alimenticia. Además de el simple hecho de no tener que sacrificar animales para poder alimentarnos. Creo que gracias a esto muchas especies en riesgo de peligro de extinción podrían no desaparecer, gracias a no matarlas para tener que alimentarnos. Falta el poder evitar las alergias alimenticias, que no son pocas, para que los OGM estén a gusto de todos.