divendres, 4 de febrer de 2011

Descubrimiento de una enzima que reduce los efectos de la quimioterapia

Leyendo este artículo me ha parecido un importante avance para la medicina el descubrimiento realizado.
El descubrimiento, llevado a caba por un grupo de investigadores de la Universidad de Canadá, afirmó que una enzima, la uroporfirinógeno descarboxilasa (UROD) , manipulada, puede ayudar a menguar los efectos secundarios de la quimioterápia en pacientes con cáncer de cabeza o de cuello, uno de los más comunes en el mundo.
La característica de ésta enzima es que actúa como pararrayos en la células de cáncer, y la manipulación de la misma, lo que permite a los científicos es dirigir la radiación y la quimioterápia hacia los lugares concretos del tejido afectado donde se encuentre esta enzima. Por tanto la ventaja para los médicos, es que pueden focalizar la zona y únicamente tirarle a ésta radiación, de esta manera se evita dañar a los tejidos de los alrededores que generalmente quedan también expuestos a los efectos secundarios de los tratamientos.
Además como indicó la directora del estudio, esto permitiría reducir las dosis de radiación y quimioterápia sin que comprometiera a la eficacia del tratamiento.

Las investigaciones realizadas en ratones, se centraron en el cáncer de cabeza y de cuello, porque es en estas zonas donde los tumores se encuentran más cerca de otras estructuras críticas que pueden ser a fectadas y por lo tanto puede peligrar la vida del paciente.
Sin embargo, la doctora lamentó los decepcionantes resultados que se habían llevado a cabo en los avances de las últimas décadas relacionados con el cáncer de cabeza y el de cuello.
No obstante este decubrimiento, es decir, la posibilidad de trabajar con esta enzima, crea alternativas para luchar contra las células cancerosas.

1 comentari:

Martagarcia ha dit...

La quimioterapia o radioterapia como ya sabemos es muy dañina, esta claro que es la mejor forma de acabar con un cáncer, pero a la vez que actua sobre estas células también lo hace sobre otras, por eso me parece que estas investigaciones son necesarias y espero que encuentren otras soluciones para los demás tipos de cáncer.