diumenge, 20 de febrer de 2011

PROBLEMAS AL NO VACUNARSE LA POBLACIÓN

Esta noticia del diario médico, nos habla sobre los padres que piensan que las vacunas son más peligrosas que las enfermedades. Esto es causado por un estudio hecho por Andrew Wakefield en 1998 publicado en The Lancet, donde la vacuna del sarampión-paperas-rubéola, crea un trastorno de tipo autista.
Todo esto, genera en la bahía de San Francisco un foco de abstención de las vacunas, ya que piensan que pueden causar autismo y otros trastornos, pero ellos están muy equivocados.
Además, California esta atravesando una tos ferina muy contagiosa, a causa de que mucha gente no se quiere vacunar provocando una expansión de dicha epidemia. También, en las escuelas, más del 40% de los niños se niegan a vacunarse, ya que sus padres no se lo permiten, pero así, lo único que consiguen es poner a sus hijos y a la población en peligro.
Todos estos padres están muy equivocados, ya que las vacunas pueden provocar a veces fiebre y algún síntoma desagradable o como mucho efectos secundarios como una reacción alérgica. Pero si la gente esta expuesta sin protección a las enfermedades es mucho peor sus consecuencias, ya que por ejemplo, más del 90% de personas sin vacunarse expuestos al sarampión se infectan.

Esto es un enlace para poder ver las vacunas de la Asociación Española de Pediatria en el 2011.

5 comentaris:

Martagarcia ha dit...

Esta claro que las vacunas esta hechas para ayudar a las personas y no para causarles enfermedades, si como se piensa esta vacuna causa una enfermedad distinta supongo que ya la habrian prohibido, es normal que una vacuna pueda causar un efecto secundario como cualquier otro medicamento.

Maria Mateu ha dit...

Me parece increíble que aún sucedan estas cosas. En pleno siglo XXI y la gente tan atrasada... Aunque no me extraña en absoluto de los americanos, con sus supersticiones y sus absurdas leyes. Sabíais que en estados como Atlanta está prohibido atar a una jirafa en una señal o en una farola o que en Denver está prohibido prestar la aspiradora a un vecino. ¿Quién querría atar una jirafa a una farola?
Además, una vez escuché en un programa de radio que en un estado, el nombre del cual no recuerdo, está prohibido andar de espalda después del anochecer. En un país donde las armas de fuego circulan como caramelos, no tienen un sistema sanitario correcto,... me parece que no nos debería de extrañar que sucedieran estas cosas. A mi me resulta tercermundista.

Maria Mateu ha dit...

http://www.otae.com/leyes_absurdas/

Aquí os dejo el enlace de las leyes absurdas.

Regina Oceanía ha dit...

Lo mismo sucedió con la gripe A, la duda de vacunarse o no. Evidentemente una vacuna antes de ser expuesta al público es probada, y las autoridades no se arriesgarían a causar una epidemia de autismo u otras enfermedades así de graves. Sí que es cierto que en casos aislados puede pasar, pero por temas de alergias o mezcla con otros medicamentos. El debate no tendría que estar en su riesgo, que es evidente que no lo tiene, sino en su efectividad, como pasó con la gripe A que se magnificaron sus efectos para vender más vacunas. Y ese es un debate económico, no científico.
Si las autoridades médicas recomiendan vacunarse, por algo será, vamos. Puede que no surta efecto, pero no puedes dudar por si te causa daño.

pablogilp ha dit...

Que decir siempre pasa lo mismo pase lo que pase estemos en la época que estemos la gente es demasiado temeraria. Antes estas vacunas son probadas y como mucho tienen efectos secundarios, pero nunca son muy peligrosas y sino lo advertirían. Pero si te das cuenta pasa igual en todo la gente ya no se fía de nada.