diumenge, 27 de febrer de 2011

Vitoria avanza en la potenciación de los vehículos eléctricos

La capital alabesa ha aprobado la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos motivando así el uso y la compra de estos. El proyecto engloba la instalación de entre 15 y 20 puntos de recarga en la capital alavesa además de la apertura de un Centro Logístico de Movilidad Eléctrica. Este proyecto será llevado a cabo durante el próximo año 2011 y habrá finalizado antes de mediados del 2012. Así es como lo muestra el diario El Mundo.

En época de crisis, son pocos los gobiernos bien autonómicos, bien estatales, los que aumentan la inversión en I+D y, especialmente, en la búsqueda de nuevas fuentes de energía más sostenibles que las explotadas actualmente (petróleo, gas natural, carbón...). Vitoria ha querido marcar la diferencia potenciando no solo de palabra el uso del vehículo eléctrico y es así, de esta forma, cómo los ciudadanos se animan a adquirir un híbrido o coche électrico en lugar de uno con motor diesel o gasolina.

Los resultados serán comprobados durante los próximos años, pero sin lugar a dudas la venta de vehículos eléctricos e híbridos en Vitoria, se verá multiplicado notablemente respecto al resto de ciudades que no apoyan de una forma factible el paso de vehículo tradicional, que consume grandes cantidades de petroleo, a otro vehículo que funciona por baterías.



Sin embargo, parece que ni siquiera el Gobierno central ni la UE están realmente dispuestos a pontenciar los vehículos eléctricos, pues no es coherente que sometan a subidas frecuentes además de abusivas, la tarifa de luz. Mientras tanto, y a pesar del continuo encarecimiento del barril de crudo, resulta mucho más económico importar combustibles fósiles altamente contamiantes que animar al uso de energías alternativas como es este el caso.

A pesar de la desfavorecida situación de los vehículos eléctricos, esta será una medida contra la contaminación que, al menos en Vitoria, obtendrá un éxito podría decirse sin precedentes. Yo confío en que el desarrollo tecnológico y la investigación siga avanzando a pesar de las trampas que le tiende la crisis financiera actual.