diumenge, 27 de febrer de 2011

El último aliento de las focas monjes

Hace unos días, encontré esta noticia sobre las focas monjes.
Varios científicos han encontrado una colonia de estas focas en la Grecia mediterránea.El cual no han querido nombrarlo a causa del miedo por ser descubierto y abarrotado por turistas o cazadores furtivos, ya que esta especie solo cuenta con 600 ejemplares en todo el mundo, como nos explica un estudio de la BBC.
"Casi todas las focas viven en regiones de Grecia y Mauritania, en lugares donde los humanos tienen muy difícil acceder, porque es donde se sienten más seguras y menos amenazadas" señala Rabadán.
Estos animales suelen vivir en cuevas en las costas donde se ocultan en su interior para no ser descubiertas, por eso este estudio suena aún más radical ya que a causa de su peligro de extinción tiene que cambiar  su hábitat, este cambio a favorecido a que las crías de las hembras no mueran ahogadas a causa del ahogamiento por las fuertes tormentas, aunque esto fuera bueno para poder procrearse, pero el cambio de lugar no es beneficioso para las focas adultas.
El gobierno de Grecia a hecho una abadía cerrada para poder favorecer la reproducción, aumentar su esperanza de vida y sobretodo aumentar el numero de estas focas salvandolas de la extinción por su caza.

3 comentaris:

nchillidaz ha dit...

Pobres focas. No les dejamos vivir tranquilas. Me parece muy interesante el descubrimiento de una nueva colonia de este especimen único del mar Mediterráneo ya que hacía años que las cifras de sus supervivientes eran bajísimas. Y además me asombra su inteligencia. Recurrir a criar en cuevas marinas para evitar morir por fuertes tormentas. Parece que hasta ellas mismas se percaten de su valor y de la pérdida que tendríamos si desaparecieran para siempre.
Aunque no quieran hacer público el lugar del hallamiento( que me parece perfecto para asegurar la supervivencia de dichos animales) creo que deberían buscar medidas para que se reproducieran más rápido y evitar su extinción.

ainhoa monfort ha dit...

La captura de animales en especie de extinción vuelve a estar de moda en el mercado negro, los cazadores furtivos cada vez miran menos si dicha especie que cazan va a desaparecer y es por eso que me parece una idea de lo más acertada el que no hayan publicado el descubrimiento, pero ademas de este gesto tienen que poner medidas de protección y confiarse, porque 600 ejemplares son un numero muy reducido y este tesoro marino hay que protegerlo.

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida per al teu dossier