diumenge, 25 de febrer de 2018

Innovación contra el cáncer empleando células madre

En esta imagen podemos observar unas células madre
Las células madre pluripotentes (iPS) son usadas para crear aquellos órganos y tejidos cuya función es  reemplazar  otros que han sido dañados a causa de una enfermedad, lesión o simplemente por el paso del tiempo. Actualmente, se está investigando una nueva aplicación de estas células para combatir las células cancerígenas a modo de vacuna. Ambos tipos de células presentan una característica en común: se parecen a las células progenitoras que, al diferenciarse, originan los órganos y tejidos además de poder dividirse de una manera  ilimitada.

Al seguir con este proyecto, surgen una serie de cuestiones, como si al inyectar iPS en nuestro organismo, las identificamos como malignas. Comenzó un estudio utilizando ratones para poder resolver las dudas y comprobar si las células madre y las malignas compartían rasgos en común. Vieron cómo ambas células presentaban unas proteínas en la superficie llamadas epítopos, las cuales generan una respuesta inmune. El siguiente paso del proyecto fue dividir a los animales en cuatro grupos, a los que les inyectaron células de cáncer de mama. A los tres primeros grupos les inyectaron sustancias que no fuesen iPS y al último grupo, sí que las introdujeron, para poder observar cómo reaccionaría el organismo con cada sustancia. Al cabo de una semana, todos desarrollaron un tumor de mama justo donde tuvo lugar la inyección y  observaron que en el grupo inyectado con iPS y adyuvante hubo una reducción de masa tumoral. Dos de los ratones de ese grupo, rechazaron las células cancerígenas y, tras el trasplante del tumor, vivieron más de un año. Continuaron la investigación trasplantando linfocitos T, lo cual frenó la progresión de los tumores y bloquearon el crecimiento de teratomas, indicándoles que reconocieron los epítopos.

Los investigadores afirman que lo siguiente será repetir el experimento en tejidos humanos y, si tiene éxito, el tratamiento constaría de coger la sangre de una persona, fabricar iPS e inyectarlas para poder prevenir futuros cánceres.
La noticia original fue publicada por el periódico ABC, para poder consultarla, clique aquí

1 comentari:

E C L ha dit...

Normalmente se le da mucha importancia a descubrir nuevas curas contra el cáncer, y es verdad, es importante. Pero es primordial la prevención del cáncer, ya que así no se llegaría a sufrir la enfermedad y por tanto no se debería curar. Es muy interesante la realización de este tipo de estudios, ya que si el uso de las células madre pluripotentes funciona en tejidos humanos, puede significar una disminución de la incidencia de enfermos de cáncer y por consecuente una disminución de mortalidad a causa de esta enfermedad. Además actualmente se conocen varios tipos de prevención como la vacuna contra los virus del papiloma humano que previenen el cáncer de cuello uterino entre otros.