dilluns, 28 de gener de 2013

La evidencia del cambio climàtico

Durango es un lugar donde se pueden observar claramente los efectos de el cambio cimàtico. Se pasó por un periodo de nueve meses de sequía, además hay otros ejemplos de manifestaciones del cambio climàtico en la zona como lluvias torrenciales inesperadas, ausencia de nevadas o vientos huracanados atípicos.


Los primeros estragos del cambio climático comenzaron a presentarse a principios de la década de los 90, pues luego de tres años consecutivos con temporadas de lluvias normales, el 15 de septiembre de 1994 cayó un torrencial que aún se mantiene como la lluvia más intensa de la historia en la ciudad de Durango.

El año 2012 representó una recuperación climática en cuanto al volumen de lluvias, pero se quedaron por debajo de los niveles promedio; incluso la actual temporada invernal es un reflejo más de las alteraciones del ecosistema, pues a pesar de que se han registrado nevadas en algunos puntos de la región serrana, estas precipitaciones no han sido en los niveles de años anteriores.

Para ver la noticia completa haz click aqui.

1 comentari:

Francisco Rambla ha dit...

Podria ser el canvi climàtic , o no se sap que?