dilluns, 7 de gener de 2013

Técnica para rejuvenecer células madre

Un nuevo método de cultivo de tejido cardíaco transforma viejas células madre en células las cuales tienen un funcionamiento igual al de una célula madre mas joven. Si esta técnica revolucionaria tiene éxito en futuros ensayos clínicos, podría permitir a los científicos cultivar parches cardíacos, a partir de células madre del propio paciente sin tener en cuenta su edad, destinados a corazones dañados o enfermos. Los parches cardíacos que se obtendrían a partir del propio paciente eliminan la posibilidad existente en los trasplantes tradicionales de un posible rechazo.

Cuando en las terapias se utilizan células madre obtenidas de la médula osea de un donante existe la posibilidad de que el cuerpo del paciente que recibe el tratamiento rechace a una parte de la población celular.  Un método alternativo al ya expuesto para evitar el riesgo de un posible rechazo ha sido utilizar células madre obtenidas directamente del propio paciente, pero cuando este tratamiento se aplica en un paciente de edad avanzada existen inconvenientes y no ofrece una opción viable ya que las células obtenidas de una persona anciana no funcionan igual que las de una persona joven.

La investigadora del Instituto de Ingeniería Biomédica y Biomateriales de la universidad de Canadá Milica Radisic y su colea el Dr. Ren-Ke Li han ideado un problema para dicho problema. La técnica se basa en crear las condiciones necesarias para que se produzca una reacción dentro de un cultivo de tejido comparable con el efecto de una "Fuente de la Juventud". En su método, crean un "microambiente" que permite que crezca el tejido cardíaco. En este caso, han usado células madre donadas por pacientes de edad avanzada en el Hospital General de Toronto. Luego, a los cultivos se les aplica una combinación de distintos factores de crecimiento que generan vasos sanguíneos y la proliferación de células.

Célula madre vieja después de la agregación de factores de crecimiento

En los experimentos realizados han motorizado los cambios moleculares en los cultivos celulares y han observado cambios en ciertos parámetros de envejecimiento. Los niveles de dos moléculas en particular, p16 y RGN,  experimentaron cambios que hicieron retroceder el reloj en las células, regresándolas a un estado robusto y sano.

Li y Radisic continuaran progresando hasta conseguir la meta de crear el medio más eficaz en el que puedan se rejuvenecidas células de pacientes de edad avanzada y así desarrollar buenos tratamientos para reparar aneurismas y daños varios causados por ataques al corazón.

Enlace a la noticia original