dimecres, 2 de gener de 2013

REGULACIÓN DEL PESO


   EL CEREBRO Y EL CUERPO SE COMUNICAN PARA REGULAR EL PESO

Hay que pensar, que mantener el adecuado peso corporal no sería un problema si el cuerpo quemara las calorías que sobran,teniendo un equilibrio energético. Lograr el adecuado equilibrio pasa por el intercambio de mensajes neurobiológicos dentro de regiones del hipotálamo en el cerebro, y cuando esta "conversación" no es lo bastante precisa, el peso corporal puede volverse mayor o menor de lo adecuado.

Un nuevo estudio demuestra cómo el neurotransmisor GABA regula selectivamente el consumo de energía y, también ayuda a explicar la "circuitería" neurológica que hay, y la capacidad que posee la grasa marrón para quemar lípidos.

Se ha estado trabajando para obtener una especie de "plano de cableado" de cómo el cerebro controla el apetito y la quema de calorías.

El hipotálamo, dirige una multitud de funciones importantes en el cuerpo, es el centro de control del cerebro para el equilibrio de la energía.

El cerebro recibe señales de respuesta del cuerpo, que le comunican el estado de las provisiones de combustible y luego integra esta información con otros datos, incluyendo los del estado emocional de la persona, a fin de modificar la conducta alimentaria y el gasto de energía.

Se ha investigado en unas neuronas que se encuentran en la base del cerebro, concretamente en el núcleo arcuato del hipotálamo.
                                                               

                                                      EL ESTUDIO

Los ratones que estas neuronas les impiden liberar el neurotransmisor inhibitorio GABA, desarrollan una marcada obesidad y, ésta se debe por completo a la deficiencia en la quema de calorías.

Con un grupo de ratones en el que estas neuronas podrían ser activadas selectivamente en diferentes momentos, el equipo ha visto que las neuronas del núcleo arcuato actúan a través de una serie de neuronas auxiliares que regulan el consumo de energía en la grasa marrón.

A diferencia de la grasa blanca que solo hace el combustible , la grasa marrón es capaz de quemarlo para generar calor. Este proceso se denomina termogénesis.

El consumo energético mediado por el tejido adiposo marrón es fundamental para mantener el peso corporal y evitar la obesidad inducida por la dieta. Su mecanismo regulatorio, basado en el cerebro, es aún poco conocido.

Se ha descubierto un neurocircuito que regula la termogénesis, controlado desde el hipotálamo,  Cuando se activan esas neuronas, el consumo de energía pasa a depender por completo de la liberación de GABA. Podemos decir que la liberación de GABA por las neuronas del núcleo arcuato, regula de modo selectivo el consumo energético.

Las características únicas de las neuronas del núcleo arcuato podrían ser para modificar el control ejercido por el cerebro sobre el consumo de energía. Las neuronas que reciben señales mediadas por GABA de las neuronas del núcleo arcuato,son las que regulan el consumo energético, pero no en la ingesta de alimentos.

WEBGRAFIA:

http://noticiasdelaciencia.com/not/5793/profundizando_en_como_el_cerebro_y_el_cuerpo_se_comunican_para_regular_el_peso/