dilluns, 21 de gener de 2013


Posible antídoto contra la picadura de uno de los animales más venenosos del mundo


La medusa Chironex fleckeri es uno de los animales más venenosos del mundo y el más mortal. Sin embargo  según una investigación realizada por el equipo de Angel Anne Yanagihara de la Universidad de Hawai su veneno puede ser frenado mediante un compuesto de zinc. Los investigadores desarrollaron modos de extraer el veneno de estas medusas, y lo probaron en sangre humana y en ratones.
Yanagihara y Ralph V. Shohet observaron que el veneno abría con rapidez poros en los glóbulos rojos del cuerpo humano, haciendo que liberaran grandes cantidades de potasio, lo cual causa un paro cardíaco y en consecuencia la muerte.

Durante más de 60 años, la comunidad científica ha tratado de averiguar el motivo de la velocidad y la inmensa potencia con la que actúa el veneno de la medusa Chironex fleckeri, considerado el animal más venenoso del mundo. Yanagihara y Shohet han descubierto que una hemolisina  previamente pasada por alto  puede causar una gran cantidad de reacciones en las células. Éstas incluyen la liberación instantánea de potasio, el cual puede causar un colapso cardiovascular agudo y posteriormente la muerte.



El equipo de Yanagihara trató a las células con un compuesto de zinc que inhibe ese proceso, y comprobó que el tratamiento podía ralentizar el proceso de formación de poros en las células y en consecuencia aumentar las probabilidades de supervivencia en los ratones tratados con este compuesto, el gluconato de zinc.
Los resultados sugieren que la capacidad del veneno para aumentar los niveles citados de potasio es lo que lo hace tan peligroso, y que la administración rápida de gluconato de zinc u otro compuesto análogo podría salvar  la vida de víctimas humanas de estas picaduras.



1 comentari:

Josep garcia llorens ha dit...

És increïble la quantitat de verins que hi ha arreu del món, i tant diferents tots ells. Els humans apart de lluïtar contra els efectes dels mateixos en la salut, hem volgut anar més enllà aprofitant les qualitats que tenen per a tractar enfermetats.
Potser en un futur, qui sap, un verí puga salvar més vides de les que lleva...