dissabte, 29 de febrer de 2020

La influencia de los antipsicoticos en el cerebro

El tratamiento antipsicótico podría ocasionar alteraciones diversas en ciertas partes del cerebro.

mitos-cerebro0 

HISTORIA DE LOS ANTIPSICOTICOS 
Hasta la decada de los 90 los antipsicóticos se recetaban a personas esquizofrenicas. Con el paso del tiempo eso a ido cambiando y empezarón a utilizarse en gente con depresión mayor y otros trastornos, entre los cuales se encuentran la ansiendad, el insomnio y el autismo, para uno de cada cinco pacientes reciben antipsicóticos.

Se cree que los antipsicóticos protegen al cerebro de los efectos nocivos de la psicosis no tratada, pero después de las alteraciones detectadas se ha llegado a la conclusión de que hay que tener en cuenta las condiciones psiquiátricas para las que existen alternativas.

OLANZAPINA Y SERTRALINA
En el estudio se examinó a pacientes con depresión mayor a los que les habían preescrito olanzapina y sertralina. Se hallarón evidencias de que la corteza cerebral había sufrido un adelgazamiento.

LOS RIESGOS DE LA PSICÓSIS
Los pacientes que recayeron en los  síntomas psicóticos después del experimento tambien experimentarón cambios adversos en la estructura del cerebro. Lo que demuestra la importancía de estos medicamentos sobre los pacientes con psicosis.
Aquí dejo un video que habla de la olanzapina.

 
Noticia publicada en Diario Medico el 28 de Febrero de 2020

1 comentari:

B C H ha dit...

Esta noticia me ha parecido muy interesante, ya que nos muestra los efectos que podrían causar los antipsicóticos. Muchas veces se nos recetan medicamentos para solucionar alguna enfermedad pero no pensamos en las consecuencias que pueden tener, y que puedan derivar a otra enfermedad aún mejorando la primera. En el caso de los antipsicótios, la olanzapina por ejemplo, que aparece en esta noticia, que es recetada a personas mayores de edad con demencia, tienen una mayor probabilidad de morir durante en el tratamiento. Son medicamentos que aunque produzcan un beneficio sobre la enfermedad que te han recetado, puede producir daños en otras partes del cuerpo, y hay que empezar a tomar conciencia de ello.