divendres, 14 de febrer de 2020

Prebióticos inhiben el desarrollo de tumores

Los prebióticos, a diferencia de los probióticos, son "alimentos" para las bacterias y estimulan el crecimiento de diversas poblaciones beneficiosas. Además, la investigación abre específicamente nuevas vías para abordar importantes necesidades clínicas no satisfechas en el melanoma, ya que muestra el posible impacto de los prebióticos en el control del crecimiento tumoral y las resistencias a la terapia.

Resultado de imagen de microbiotas intestinales
Microbiota intestinal
"Estudios previos han demostrado que los prebióticos limitan el crecimiento tumoral, pero hasta ahora el mecanismo por el cual lo hacían no estaba definido", afirma Ze'ev Ronai, autor del estudio.

"Los prebióticos representan una herramienta poderosa para reestructurar los microbiotas intestinales e identificar las bacterias que contribuyen a la inmunidad contra el cáncer", asegura Scott Peterson.

"Las inmunoterapias y los tratamientos específicos como los inhibidores de MEK están ayudando a las personas con melanoma, pero no a todos porque algunos pacientes responden a la terapia, pero otros no", señala la investigadora Jennifer Wargo.

Resultado de imagen de melanoma
El uso de estos dos compuestos en ratones con melanoma ralentizó el crecimiento del tumor. Los investigadores observaron que las comunidades de microbiota de los ratones que recibieron los prebióticos se alteraron, Es importante destacar que la mucina y la inulina crearon poblaciones bacterianas diferentes y distintas, aunque en ambos casos fueron capaces de inducir inmunidad antitumoral.


Los ratones con melanoma que recibieron prebióticos mostraron un aumento en la proporción de células del sistema inmunitario que se habían infiltrado en el tumor, lo que indica que los prebióticos mejoraron la capacidad del sistema inmunitario para atacar el cáncer.

Las comunidades de microbiota de los ratones que recibieron los prebióticos fueron alteradas. El melanoma mutante NRAS se trata con un fármaco inhibidor de MEK, que a menudo produce tumores que desarrollan resistencia a este fármaco. Los ratones portadores de melanoma mutante NRAS que recibieron inulina pudieron retrasar el desarrollo de resistencia al tratamiento con un inhibidor de MEK.

Los ratones con un tumor de melanoma mutante BRAF "frio", que responde parcialmente a la terapia de punto de control inmunitario, respondieron tan bien a los prebióticos como la terapia de punto de control inmunitario.

Esta noticia fue publicada por «Cell Reports» el 11 de febrero de 2020.
El periódico ABC también publicó esta noticia, para verla pulse aquí.
Imágenes extraídas de aquí y aquí.