dimecres, 29 de febrer de 2012

La 'mutación Amish' que protege el corazón

La 'mutación Amish' que protege el corazón


Amish es un grupo religioso descendiente de cristianos anabaptistas suizos. Desde su llegada a EEUU y Canadá en el siglo XVIII ha sido un aliado a la ciencia. Unos investigadores de la Universidad de Marylan han descubierto una nueva mutación genética con efectos cardioprotectores. 

Toni Pollin es el dirigidor del equipo de investigadores y informa en las páginas de la revista Science que al menos el 5% de los miembros son portadores de una mutación genética que reduce los niveles de triglicéridos en la sangre y les protege de padecer problemas cardiovasculares a lo largo de su vida. Es curioso porque este grupo considerado por algunos como una secta es contrario a introducir la nueva tecnologia en su vida, desde la televisión hasta la electricidad. Los triglicéridos son el principal tipo de grasa que transporta el organismo humano. 

Ha sido descubierto gracias el continuo análisis genómico que permite observar la pequeña mutación producida en el gen APOC3 que acelera la descomposición de los triglicéridos en ácidos grasos. Las personas en las que se ha descubierto esta mutación tenían una deficiencia de la proteína que produce este gen y un mayor nivel del llamado "colesterol bueno".  Al tener el nivel de proteína reducido a la mitad es un seguro para su corazón ya que facilita la eliminación de depósitos que obstruyen las arterias y sin ningún efecto secundario perjudicial para ellos. 

La buena noticia para terminar es que se puede reducir los niveles de la proteína apoC-III de manera artificial a través de fármacos, como las estatinas o las glitazonas, "con eficacia clínica y seguridad en la reducción de la morbilidad y la mortalidad de la enfermedad coronaria".