diumenge, 18 de novembre de 2012

Capacidad de respirar aire


Se ha logrado identificar lo que parece ser el rasgo ancestral que permitió a los vertebrados adquirir la capacidad de respirar aire.

Para respirar aire no sólo es necesario el pulmón, sino también una circuito neuronal que sea sensible al dióxido de carbono. Esa circuito neuronal permite que los organismos que respiran aire puedan absorber el oxígeno que las células necesitan, y expulsar el dióxido de carbono que se obtiene.

El equipo de Michael Harris, de la Universidad de Alaska, ha estado investigando el origen de los mecanismos que controlan la respiración. Él cree ahora que la base para la capacidad de respirar aire probablemente se desarrolló en un antiguo vertebrado que no tenía pulmón, pero que sí poseía un circuito neuronal sensible al dióxido de carbono.

Los investigadores buscaron, entre los fósiles vivientes conocidos, algún animal incapaz de respirar aire pero poseedor de un circuito neural sensible al dióxido de carbono que cumpliera alguna otra función que no fuese la de permitir respirar aire
Los investigadores centraron su atención en la lamprea. A la lamprea se la considera el más "primitivo" de los vertebrados, significando ello que esta criatura es la que menos modificaciones ha experimentado desde los primeros vertebrados. Las lampreas no tienen pulmones y no respiran aire. Durante su estado larvario, viven en agujeros cilíndricos cavados en el barro, y respiran y se alimentan bombeando agua a través de sus cuerpos. Cuando el barro o los desechos obstruyen el agujero de una lamprea, ésta se vale de una conducta similar a la de toser, para eyectar agua y desbloquear el agujero. En su cerebro hay un circuito neuronal sensible al dióxido de carbono que controla esa conducta.
Harris y sus colaboradores pensaron que la "tos" de la lamprea se parecía mucho a la respiración de aire vista en anfibios. Cuando el equipo midió la actividad nerviosa que normalmente estaría asociada con la respiración, encontró patrones que se asemejan a la respiración e identificó como tal al circuito neuronal sensible al dióxido de carbono.

Sin un circuito neuronal sensible al dióxido de carbono, la estructura que se convertiría en el pulmón podría no haber funcionado como tal.

En mi opinión es una buena noticia, ya que es interesante saber más información sobre el origen del sistema respiratorio de los vertebrados, y saber todos los circuitos que ayudan a que los vertebrados puedan respirar. 

Para ver la noticia completa pulsa "AQUÍ"


Las fotos han sido extraídas de: Foto1 / Foto2

2 comentaris:

Ana Bartoll ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Ana Bartoll ha dit...

Por lo que respecta mi persona, creo que es un post muy interesante, ya que habitualmente este tipo de información no se suele "oír". Pienso que aprender sobre nuestro pasado puede a llegar a ser muy sorprendente, ya que hay información muy asombrosa, como es el origen del sistema respiratorio de los vertebrados. Aunque supongo que para estos investigadores también hubo de suponer mucho tiempo y gran dificultad hasta llegar a estas conclusiones, ya que en la actualidad no existe exactamente ese antiguo y primer vertebrado que no tenía pulmón, pero seguro que ha sido de gran ayuda la lamprea. Me ha gustado mucho este post, ha sido de gran utilidad.