diumenge, 18 de novembre de 2012

Consumo moderado de alcohol durante el embarazo puede afectar el coeficiente intelectual

Noticia extraída de DIARIOSALUD

Según los investigadores de las universidades de Oxford y Bristol, beber una o dos copas de vino a la semana puede tener un impacto sobre el coeficiente intelectual del bebé.



Los expertos señalan que el riesgo es pequeño, pero reforzaron la necesidad de evitar el alcohol durante el embarazo.
Otras investigaciones produjeron investigaciones confusas ya que es difícil separar factores que influyen, como por ejemplo la edad y la educación de la madre. En cambio, estas investigaciones descartaron completamente estos factores al mirar a los cambios en los genes que  no están conectados con los efectos sociales o del estilo de vida.

A continuación os dejo un vídeo con los efectos del alcohol en el bebé y la madre.





1 comentari:

Geraldine Ortiz ha dit...

Esta noticia me parece muy interesante.cuando una mujer embarazada bebe alcohol, éste viaja por vía sanguínea y llega a la sangre, los tejidos y los órganos del bebé. Eso significa que cuando una madre embarazada se toma un vaso de vino, su bebé también se toma un vaso de vino.
El alcohol se descompone mucho más lentamente en el cuerpo del bebé que en un adulto; eso significa que el nivel de alcohol en la sangre del bebé permanece elevado por más tiempo que en la madre. Esto es muy peligroso y algunas veces puede llevar a que se produzca un daño de por vida, Como por ejemplo: problemas de comportamiento y atención,anomalías cardíacas,cambios en la forma de la cara,crecimiento deficiente antes y después del parto,problemas con el movimiento y el equilibrio, y tono muscular deficiente,problemas con el pensamiento y el habla y como tú has dicho problemas de aprendizaje.