diumenge, 18 de novembre de 2012

Las recién nacidas más propensas a los hemangiomas


Puedes encontrar esta noticia en: El Mundo

Los hemangiomas son tumores benignos formados por capilares sanguíneos normales y anormales que aparecen en la cara y en el cuero cabelludo de los bebés a los pocos días de vida, crecen muy rápidamente durante los primeros meses, son rojo oscuro y abultados.

Este tipo de tumores afectan a un 8% de los recién nacidos, sobre todo a los prematuros o a los que nacen con poco peso, y en las últimas observaciones la Sociedad Española de Anomalías Vasculares ha estimado que a las niñas les afecta tres veces más que a los niños.

Los angiomas, nombre que también se le da a estos tumores benignos, pueden llegar a causar serios problemas de salud al dificultar la visión si se encuentran en el ojo, al imposibilitar la alimentación se aparecen en la boca o incluso al impedir que el bebé respire si se el angioma se encuentra en la laringe. Esta acumulación de capilares suele desaparecer durante los primeros años pero en la mitad de casos no queda una piel perfecta, sino que deja la piel con textura o de un color diferente y con el tiempo puede derivar en una gran cicatriz.

El tratamiento para eliminar el hemangioma a cambiado en los últimos años, antes del 2008 este problema se trataba normalmente con corticoides orales, medicamento que conlleva muchos y muy graves efectos secundarios como el retraso del crecimiento o la osteoporosis. Aun siendo un medicamento tan agresivo tan solo hacia efecto a un tercio de los afectados, a otro tercio no se le apreciaban mejoras y al último tercio le seguía creciendo dramáticamente.
Así que a partir del 2008 se trata a los bebés con propranolol, con el que se aprecia una mejora muy rápida, aun así este último método se sigue estudiando.


Es curioso que afecte más a las niñas que a los niños y creo que es importante que se siga investigando el porqué y el cómo curarlo completamente porque no es solo una marca que va a llevar siempre en la piel, sino que le puede causar grandes daños en los primero momentos de vida impidiendo el normal desarrollo del bebé.

Si quieres saber más sobre el tema visita: Más allá de la piel Las fotos pertenecen a: foto1 , foto2