dilluns, 5 de març de 2018

Nuevas prevenciones ante las caries




Varias investigaciones del CIAL (Instituto de Ciencias de la Investigación de la Alimentación) han comprobado que beber vino en cierta medida pued mejorar la salud dental y evitar enfermedades en el aparato bucal.

 Los poli fenoles (componentes del vino tinto) pueden prevenir la aparición de bacterias en la boca. Estos están compuestos de antioxidantes que protegen el daño bacteriano.

 Los investigadores comprobaron el efecto de dos polifenoles de vino. Las bacterias se adherían a los dientes y a las encías causando daño en la placa dental.

 Seguido a esto los polifenoles redujeron el nivel de las células y su capacidad de adherirse. 


Este hallazgo puede dar a cabo a tratamientos bucales en contra de estas bacterias. Puedes encontrar la noticia original aquí.