diumenge, 11 de gener de 2015

Un pequeño avance en la investigación del cáncer de mama

Actualmente, existen por una parte ciertos tumores de mama que pueden ser combatidos mediante tratamientos personalizados. Sin embargo, por otra parte encontramos los tumores triple negativos, mucho más difíciles de combatir, los cuales suponen un 20% de los casos. Estos últimos se definen por descarte, ya que su crecimiento no está estimulado por estrógenos ni por progesterona ni tampoco por una expresión amplificada de la proteína HER2. Por consiguiente, no se pueden combatir con tratamientos que ataquen selectivamente a mecanismos biológicos concretos y hay que limitarse al armamento convencional, como la quimioterapia o la radioterapia.

Recientemente, Investigadores del WTSI en Inglaterra han observado que el gen BCL11A se encuentra muy activo en el desarrollo y progresión de estos tumores, lo que supone una posible diana a la que dirigirse para combatirlos ya que podrá ayudar a buscar nuevos tratamientos dirigidos. Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron dos pruebas. La primera va relacionada con la fase de búsqueda e identificación del gen. En un grupo de 3.000 pacientes con cáncer de mama se realizó una selección de candidatos a estudiar, y dieron con el BCL11A. Al centrar el foco en el gen vieron que se sobreexpresaba en el 80% de las mujeres. La segunda consistía en la experimentación en el laboratorio. En primer lugar investigadores añadieron un gen BCL11A sobreexpresado en células de ratones y humanas las cuales se transformaron en células cancerígenas. Posteriormente, redujeron la actividad del gen en tres muestras de células cancerígenas del tipo triple negativo y el tumor perdió agresividad. Y por último comprobaron que al inactivar el BCL11A ningún ratón desarrolló tumores en las glándulas mamarias.

La conclusión es que el gen BCL11A no es sino un fuerte candidato para el desarrollo de un tratamiento personalizado para los pacientes afectados del tumor triple negativo. No obstante, habrá que estudiar el mecanismo de acción que vincula la actividad del gen con el desarrollo del tumor para poder desarrollar terapias personalizadas contra este tipo de cáncer.



Para más info click aquí