dilluns, 19 de gener de 2015

Un derivado del VIH que puede salvar vidas.

Cada vez son más las bacterias que se están volviendo inmunes a nuestros antibióticos y por ello es necesario encontrar una solución cuanto antes, ya que sin las medidas adecuadas las infecciones más comunes se vuelven mortales. Solo en la Unión Europa ya son más de 20.000 vidas las que se cobran estas bacterias cada año.
Por ello, en la Universidad de Pittsburgh, EEUU, un grupo de investigadores ha descubierto una alternativa a los antibióticos convencionales. Se denomina eCAPS y proviene de la reproducción de una cadena de aminoácidos del VIH.


Mediante una serie de experimentos, se ha podido comprobar que esta sustancia tiene una eficacia mucho mayor sobre las bacterias que los antibioticos habituales. En uno de los experimentos realizados, se enfrentó al eCAPS frente a un antibiótico común llamado colistina, en una preparación con las bacterias que producen la fibrosis quística. Para la sorpresa de los científicos, la nueva sustancia consiguió eliminar hasta un 90% de dichas bacterias, mientras que la colistina solo había podido bloquear el crecimiento de un 50% de ellas.
Tras este experimento, se realizó otro similar para volver a probar la eficacia del eCAPS. En él se pretendía ver la validez del nuevo antibiótico frente a una bacteria más letal denominada Pseudomonas aeruginosa. Esta infección, que acostumbra a tardar alrededor de 3 días en oponer resistencia a los medicamentos, requirió más de 20 para protegerse del eCAPS.


Pseudomonas aeruginosa.


Gracias al desarrollo de investigaciones como esta podrán salvarse muchas vidas en un futuro cercano. Pero la eterna lucha de los científicos reside en combatir este tipo de virus que día a día encuentran una forma de cambiar y hacerse más fuertes, y esto por desgracia conlleva grandes costes.
Para leer la noticia al completo clic aquí.
Conoce más sobre el virus del VIH  y echa un vistazo a la campaña contra el Sida de UNICEF.