dimecres, 19 d’abril de 2017

Las avispas de ojos rojos

Un grupo de investigadores de la Universidad de California, han desarrollado unas avispas modificadas genéticamente que tienen los ojos rojos.

Lo han llevado a cabo gracias a la CRISPR, una tecnología de edición genética que permite modificar los genes y que hasta ahora, no se había utilizado en avispas. Esto permitirá un estudio más exhaustivo de estos seres que tienen características peculiares como la posibilidad de dar una descendencia únicamente macho gracias a elementos genéticos que no siguen las leyes mendelianas y que por tanto podrán expresarse de forma segura.

El objetivo real de este experimento no es el cambio de color de los ojos para conseguir avispas estéticamente más bonitas sino la comprobación de que el sistema CRISPR es funcional en seres tan pequeños. De ser así, este método podría ser utilizado para modificar insectos similares como abejas o moscas y en un futuro, alterar los insectos que atacan los cultivos como los trips o insectos que transmiten enfermedades como la malaria, una de las mayores causas de muerte en África.

En conclusión, si esta técnica se llega a perfeccionar, podremos reducir las plagas de insectos, reducir la mortalidad mundial y con un poco de suerte, evitar que las molestas picaduras de avispa.

Esta noticia está relacionada con los temas de mutaciones y manipulaciones genéticas del libro de 2º de bachillerato.

Fuente de la noticia aquí.

3 comentaris:

Krisztian Kupa ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Krisztian Kupa ha dit...

Interesante post, ya había oído hablar sobre aplicaciones de la ingeniería genética como en tomates azules con aplicaciones en medicina o tomates morados con los pigmentos de arándanos que reducen el riesgo de padecer cáncer etc... El uso de insectos para control de plagas, (sean o no transgénicos) como en el caso de las mariquitas, en el siguiente link se explica bastante detalladamente el uso de estas contra las plagas de pulgones. Una mariquita puede llegar a devorar unos 100 pulgones al día. Pulsa aquí. Sería interesante poder modificar insectos para diversas aplicaciones, es un campo en el que se debería continuar investigando.

Silvia Gallego ha dit...

Este post a la vez que curioso, es interesante. Aunque al principio pueda parecer un poco inútil el hecho de que solamente hayan obtenido avispas con los ojos de color rojo, esta investigación puede abrir las puertas a muchas otras, como por ejemplo: estudiar a fondo estos peculiares insectos, aprender a utilizar la técnica CRISPR en individuos tan diminutos y, por último, sacarle beneficio evitando que transmitan enfermedades o dañen tanto a cultivos como a otros insectos.

Adjunto una noticia reciente sobre un invento contra las avispas asesinas de abejas que tanto están preocupando a los apicultores españoles.

http://www.elmundo.es/cronica/2017/03/18/58c4039d46163ff2318b45a7.html