divendres, 9 de novembre de 2012

Los peligros de querer ser como una modelo de pasarela

      Esta noticia ha sido extraída del periódico El Mundo 9-11-12
      Actualmente, encontramos en la mayoría de anuncios publicitarios imágenes de chicas extremadamente delgadas. Según  Susan Ringwood, directora ejecutiva del grupo de trastornos alimenticios Beat (Reino Unido), estamos expuestos a más de 2.000 imágenes de chicas muy delgadas, con menor peso del de la mayoría de mujeres.      Rinwood, junto con  Lynda Boothroyd, doctora del departamento de Psicología de la Universidad de Durham han realizado un estudio para comprobar hasta que punto el hecho de ver constantemente cuerpos tan delgados, en una sociedad en la que la imagen es tan importante, influye en las mujeres, de manera que puedan llegar a tener actitudes insanas en cuanto a la nutrición solo por tener el mismo cuerpo que las celebridades. Así pues, este estudio consistió en preguntar a mas de 100 mujeres, divididas en dos grupos, por sus preferencias corporales. A las de un grupo se les mostraron fotos de jóvenes modelos y en el otro grupo, se intercalaron fotografías de modelos y de mujeres normales. Se observó que aquellas que preferían un cuerpo delgado al ver las fotografías de mujeres normales dejaron de sentir preferencias por los cuerpos extremadamente delgados, en cambio a todas aquellas a las cuales se les mostraron fotografías de modelos mostraron más interés en los cuerpos delgados. Los resultados obtenidos muestran claramente que la exposición de imágenes de mujeres con tan bajo peso, influye en las jóvenes, de manera que baja su autoestima y amor propio y crece su interés por parecerse a estas modelos. Así pues, el peso ideal de cada mujer depende en parte de lo que ve, es decir la talla ideal de cada mujer es la talla que usan las modelos a las cuales ven cada día en repetidas ocasiones. Esto puede crear problemas como la anorexia y la bulimia

      Por otro lado, según el doctor Alfonso Chinchilla, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, la solución para estos problemas no solo sería cambiar los modelos de los anuncios, ya que todo el mundo está expuesto a ellos y no todo el mundo acaba padeciendo alguna enfermedad de este tipo. Es cierto que se reduciría el índice de enfermos si se cambiaran los modelos de los anuncios, pero la anorexia y la bulimia no solo dependen de este factor. En la sociedad, se asocia el estar delgado con gozar de buena salud y de tener una clase social elevada, es otro factor que influye notablemente a la hora de enfermar de anorexia o bulimia, ademas de la existencia de una  predisposición de padecer estas enfermedades. 
      Así pues, aunque el cambio de modelos de los anuncios fuera beneficioso para evitar una serie de enfermedades, no es suficiente, es necesario una mejor educación social para que la imagen deje de ser tan importante.

2 comentaris:

Nuria Cabedo ha dit...

Muy interesante Ester :)Estas noticias son muy impactantes y nos conciencian de que no hay que intentar parecerse a las modelos.

Sandra Blanco Gómez ha dit...

Me parece una noticia muy interesante, ya que en los últimos años los desórdenes alimenticios se han ido incrementando en la población, principalmente en adolescentes y mujeres jóvenes, aunque también abarca otros grupos como gimnastas, bailarinas, actrices y como muy bien has dicho las modelos de pasarelas. Por otra parte,pienso que hoy en día las adolescentes se ven muy influenciadas por la presión que ejercen los medios de comunicación, que difunden cuerpos en ocasiones extremadamente delgados y que son imitados por la mayoría de los adolescentes, pudiendo ser una de las principales causas para desarrollar un trastorno alimenticio. Los trastornos más habituales y conocidos son la anorexia y la bulimia. La anorexia es el rechazo de la comida por parte del enfermo y el miedo obsesivo a engordar y la bulimia estaría caracterizada por la adopción de conductas en las cuales el enfermo se aleja de las pautas saludables de alimentación consumiendo comida en exceso en períodos de tiempo muy cortos, para después eliminar el exceso de alimento a través de vómitos o laxantes. Por último, cabe recalcar que hoy en día no son solo las mujeres las que caen en la anorexia ahora muchos hombres también son llevados por esto, ya que en estos momentos el no comer se ha convertido en una moda y el creer que lo que vemos en el espejo es una apariencia fea de nosotros.