dimecres, 18 d’abril de 2018

Bacterias como pigmento

Robert Hooke realizó una investigación sobre una pluma de pato para averiguar de donde provenían los colores metalizados que esta reflejaba. Tras realizar su análisis descubrió que dependiendo del angulo en el cual incidiera la luz podía ser constructiva o destructiva, lo cual afectaba al color que más tarde sería reflejado.

La estructura interna de algunas bacterias puede ayudar a que este fenómeno sea más común, como las del grupo Flavobacterium. Estas bacterias ahora pueden ser alteradas geneticamente para cambiar el color de las colonias que forman, esto se puede llevar a cabo mediante ingeniería genética. Esto conlleva un gran avance en el campo de la genética ya que nos ayuda a entender la relación de genotipo y fenotipo.

Este cambio en el color de las colonias es provocado principalmente por su tamaño que era alterado por la manipulación de los genes. Esto también afectaba directamente a su estructura y capacidad de desplazamiento. Gracias a esto podemos conseguir cualquier color en todo el espectro visible ya sea metalizado o no, y todo esto partiendo del verde metálico.

En conclusión, este descubrimiento es un gran avance ya que gracias a la naturaleza de estas bacterias y al hecho de su reproducción masiva, hemos sido capaces de desarrollar una forma de tinción biodegradable y sin tóxicos. Esto podría llegar a sustituir los obsoletos métodos de tinción tradicionales ya que también nos permite interactuar con otros tejidos vivos.

Para acceder a la noticia completa que es de la revista Investigación y Ciencia, pinche aquí.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Los colores metálicos del Flavobacterium no provienen de la existencia de pigmentos, sino de su estructura interna, que lo que hace es reflejar la luz a ciertas longitudes de onda. Aún así, la ciencia todavía no tiene muchas respuestas ante este fenómeno y hay mucho interés en este estudio y en los genes que provocan estas estructuras de color en un sistema vivo.

Unos investigadores mutaron geneticamente la bacteria, cambiaron sus dimensiones o su capacidad de movimiento, lo que alteró la geometría de las colonias. Entonces, cambiaron el color verde metálico original de la colonia en todo el rango visible de azul a rojo y se creó una coloración más opaca o que desapareciera el color por completo.

Esto significa que se pueden diseñar estructuras fotónicas del color deseado y que estas estructuras se pueden autorreproducir en abundancia, todo ello evitando los laboriosos métodos tradicionales de la nanofabricación.

Esto significaría la posibilidad de usar colonias bacterianas como pigmentos fotónicos que cambian de color bajo estímulos externos y pueden interactuar con otros tejidos vivos. La aplicación es muy amplia, hay que seguir investigando.

Es un tema muy interesante para la biología genética. Esta información ha sido sacada de la web cultura científica.

Jane wembli ha dit...

Hola a todos, fui infectado con el virus Epstein-Barr y me curé del virus Epstein-Barr hace unos meses después de contactar al Jefe Dr. Wealthy. Vi una publicación en Internet después de haber buscado la curación durante varios años de diferentes médicos en California. Envié al Doctor una solicitud de ayuda, solo unos pocos correos electrónicos seguí sus instrucciones y él me envió el medicamento. Ahora soy negativo y lo recomendé a todos mis amigos que tenían esta misma enfermedad y también obtuvieron su cura. Puede contactarlo a través de su correo electrónico: wealthylovespell@gmail.com o llamada telefónica o whatsAPP: +2348105150446. Mientras tomaba su medicamento, entendí que también puede curar HERPES, VIH / SIDA, CÁNCER, Menopausia masculina / femenina, Aborto espontáneo, Problemas de menstruación, PROBLEMA DE EMBARAZO, EPILEPSIA, GONORREA, FIEBRE LASSA, OBESIDAD, FALLA RENAL, HIPERTENSIÓN, TUMOR DE FIBROIDES , BRAIN FOG, EPSTEIN-BARR VIRUS y muchos más.

Póngase en contacto con él hoy y resuelva su problema.