dimecres, 17 d’octubre de 2012

EXTRACCIÓN DEL HIDROCARBURO DEL BUQUE HUNDIDO

CONCLUYE LA EXTRACCIÓN DEL HIDROCARBURO DEL BUQUE HUNDIDO EN 1.937

Salvamento Marítimo ha concluido con éxito las operaciones de extracción del hidrocarburo que permanecía en el petrolero Woodford, hundido por un submarino italiano en 1937 durante la Guerra Civil en las proximidades de las islas Columbretes (Castellón), del que han bombeado 450 metros cúbicos de hidrocarburo.

El hidrocarburo se ha bombeado desde 80 metros de profundidad mediante modernas técnicas de buceo en saturación. Las operaciones comenzaron el pasado 6 de septiembre.

Dada la profundidad a la que se encuentra el buque, ha sido necesaria la utilización de una campana seca de buceo en saturación que ha permitido mantener turnos de trabajo de 8 horas a 80 metros de profundidad.Para ello,los buceadores se han alojado permanentemente dentro del módulo de saturación, desde el que tenían acceso directo a la campana seca antes de la inmersión. La conexión de ambos espacios permite que los buceadores estén en las mismas condiciones de presión que en la zona de inmersión.
                                                                      
Han trabajado dos equipos de buceadores. El primero, pudo hacer la toma de catas en todos los tanques y realizó las operaciones previas para la colocación de las válvulas de extracción en 3 tanques.

Por su parte, el segundo equipo terminó de colocar los HOT-TAP en 5 tanques y procedió a la extracción de todo el hidrocarburo. Finalmente, se han colocado bridas ciegas para taponar los conductos.

Ese buque ha servido de plataforma de apoyo para las operaciones subacuáticas y para el almacenamiento del hidrocarburo extraído. Se trata de la primera ocasión en la que una operación de este tipo es realizada con medios de la Administración y buceadores españoles. Con las operaciones se ha eliminado una fuente de contaminación constante, agravada por el deterioro de los tanques que estaba ocasionando el paso del tiempo. De este modo, se evita un importante riesgo ambiental para las aguas del Mediterráneo y del Parque Natural de las islas Columbretes. El Woodford, construido en 1914 y hundido a 40 millas al noreste de Castellón y 15 millas al norte de Columbretes, permanece a unos 80 metros, una gran profundidad que ha dificultado de forma importante las operaciones submarinas.
                                                                
Las sucesivas inspecciones mediante vehículos de control remoto realizadas en los últimos años por Salvamento Marítimo en la zona del hundimiento permitieron constatar que el pecio era el origen de episodios periódicos de contaminación de hidrocarburos.

Con esta operación se elimina una fuente de contaminación constante, agravada por el deterioro de los tanques y se evita un importante riesgo ambiental para las aguas del mar Mediterráneo y del Parque Natural de Les Columbretes.

WEBGRAFÍA
http://www.elmundo.es
http://www.levante-emv.com
http://www.escafandra.org