diumenge, 28 d’octubre de 2012

España aumenta sus emisiones de gases.


Según un informe publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) el conjunto de la UE ha rebajado las emisiones de gases de efecto invernadero un 2,5% entre 2010 y 2011, en cambio en otras naciones como España se ha incrementado un 0,1%, un porcentaje poco elevado pero que indica que nuestro país no va por buen camino para cumplir los compromisos de reducción adquiridos en el protocolo de Kioto para 2020.
Pese a que la actividad industrial y el gasto energético del transporte ha disminuido debido a la crisis. La principal causa de esta subida de CO2 ha sido la producción eléctrica con carbón, que aumentó un 96% en 2011 debido al real decreto de ayudas a la minería. Cada kilovatio generado con este combustible emite casi el triple que uno producido con gas natural. El informe de la AEMA alerta además del descenso de las energías renovables en el país. Los cálculos de la red eléctrica de España (REE) lo corroboran: las energías renovables (eólica, hidráulica, térmica renovable y solar) han pasado de suponer el 36% de la oferta en 2010 al 33% el año pasado. Poca utilización si se tiene en cuenta que podrían aportar el 46%.
Según el estudio de la AEMA, las mayores reducciones se registraron el año pasado en: Chipre, Bélgica, Finlandia y Dinamarca, el Reino Unido registró el mayor descenso seguido de Francia y Alemania. En cambio, nueve estados incrementaron sus cifras, por ejemplo Bulgaria, Polonia, Rumanía y España.
El factor que intervino en la reducción de emisiones en 2011 en la UE fue el suave invierno que se vivió en la mayoría de los países, por lo que la demanda de combustibles fósiles para calefacción fue menor que en 2010, cuando aumentaron un 2,4% debido al frío y a la recuperación económica en algunas zonas. Si bien los factores económicos han podido ser más determinantes en unos países que en otros, hay que destacar que la economía de la UE creció en su conjunto un 1,5 %, mientras que las emisiones disminuyeron un 2,5 %. La mayoría de los Estados que registraron menos emisiones experimentaron un crecimiento económico en 2011.
Respecto al informe de la AEMA sobre el cumplimiento de los objetivos planteados en el Protocolo Kioto para 2020, el estudio concluye que 13 países cumplirán sus compromisos, 8 no lo conseguirán si no emplean medidas adicionales y otros 6 (entre ellos España) no lo lograrán ni siquiera con medidas adicionales, aunque sí podrían con importantes compras de derechos de emisión. España está muy cerca del objetivo de esta reducción de CO2 asignada por la UE para el periodo 2008-2012 gracias a la compra de saldo de CO2 a Polonia.
Emisiones de CO2
La UE ha aprobado medidas legislativas para reducir los gases de efecto invernadero en un 20% entre 1990 y 2020. Las últimas cifras muestran que las emisiones han caído un 16,5% y que en conjunto está en vías de cumplir este objetivo. 

En mi opinión España debería utilizar más medios para conseguir reducir la emisión de estos gases sin recurrir a pagar a otros países ya que la economía está mal y tenemos que aprender a solucionar este tipo de problemas por nosotros mismos. Se trata de un problema ambiental muy importante que si no vamos adoptando conductas nuevas nunca conseguiremos eliminar totalmente.
Para más información: Elpaís.

1 comentari:

Ana Bartoll ha dit...

Creo que este post es de gran interés ya que nos afecta a todos. Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que deberíamos adaptar nuevas medidas para disminuir el porcentaje de CO2, pero no pidiendo ayuda a otros países, si no intentando desarrollar nuevas formas de energías renovables, y dejando de lado todas aquellas actividades perjudiciales, como es la producción eléctrica con carbón. Y como indica tu post si ocurre como en la mayoría de los Estados, si se registran menos emisiones experimentaremos un crecimiento económico.