dimarts, 10 de novembre de 2009

Estación Espacial Internacional

La Estación Espacial Internacional que hoy en día conocemos es en realidad fruto del programa espacial dirigido por el entonces presidente de los EE.UU, Ronald Reagan, para crear una estación orbital permanente. Este programa se conocía por el nombre de “Freedom”, y con el paso del tiempo, este proyecto fue evolucionando hasta la estación espacial actual.
En ella colaboran 16 países, siguiendo un plan de desarrollo en el que se comprometían a un compromiso continuo por el proyecto. Estos países son: EEUU, Canadá, Rusia, Japón, Italia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Francia, España, Alemania, Gran Bretaña, Suecia, Suiza y Brasil.














Recientemente, esta Estación Espacial Internacional ha recibido varios elementos que formaran parte de su estructura para mejorar sus prestaciones.

Un ejemplo aparece en septiembre de este año, cuando llega a la estación el HTV, el primer vehículo de suministros automático Japones, que con su ensamblaje al complejo se convertirá en la tercera nave de este tipo que llega allí, junto con la rusa “Progress” y a la europea ATV. Esta homologa japonesa tiene la curiosidad de que no posee un dispositivo de acoplamiento automático y esto tuvo que realizarse capturando la nave con el brazo robótico de la estación y acoplándola (nunca se había realizado un trabajo con tanta precisión, lo máximo logrado había sido meter satélites averiados en la bodega.
La otra aportación a la Estación Espacial Internacional ha sido hoy mismo, con el envío por parte de Rusia de un módulo de investigación científica, que se acoplará el jueves automáticamente.
Este módulo llevará equipo para experimentos científicos, además de ampliar la capacidad de la estación para acoger naves (consta de un puerto de acoplamiento propio) y tiene también una escotilla para las caminatas espaciales de los astronautas.
Tras este ensamblaje se desenganchara, aproximadamente en un par de semanas, el vehículo “Progress” mencionado antes. Este módulo científico “Póisk” es el cuarto enviado por Rusia.

Con este trabajo, Rusia vuelve a la carga con su programa espacial tras 8 años sin proyectos, causados principalmente por la falta de fondos y por las restricciones impuestas en los vuelos de transbordadores tras la catástrofe del Columbia estadounidense.
Asimismo, este país ya ha propuesto otros proyectos relacionados, para los próximos años. Según el programa previsto, la Estación Espacial Internacional debería terminarse para 2010 y así poder ser explotada al máximo hasta 2015, pero los diferentes se plantean alargar su funcionamiento unos 5 o 10 años.

Estos programas convierten la Estación Espacial Internacional en uno de los proyectos mas caros y ambiciosos de sinergia internacional jamás creados, y puede permitir muchos trabajos diferentes; desde estudios científicos, meteorológicos, atmosféricos, por citar algunos, que aportarían grandes beneficios a la ciencia moderna y en consecuencia, a la humanidad.

Fuentes: elmundo y estacionespacial.com

Desde esta web se puede ver la situación en cada momento

Y un video sobre la vida de los astronautas en la estación:

1 comentari:

Noel ha dit...

Jaja , me ha gustado el video de los astronautas, se lo pasan bien en el fondo.