dijous, 19 de novembre de 2009

La temperatura global se incrementará 6 grados a finales de siglo


La preocupación por el cambio climático es cada vez mayor, más aun cuando los análisis de los científicos no auguran nada bueno para el planeta. Según un nuevo estudio, el más amplio hasta la fecha, la temperatura global se incrementará hasta 6 grados a finales de este siglo por el aumento de las emisiones de CO2 y la capacidad de la Tierra para absorber los gases.
Los científicos aseguraron que las emisiones de CO2 han aumentado en un 29% en la última década y piden una acción urgente por parte de los dirigentes en la negociaciones sobre el clima de la ONU en Copenhague.Es neceario reducir drásticamente las emisiones con el fin de evitar un cambio climático peligroso.
El informe se produce pocos días después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, y su homólogo chino, Hu Jintao, acordarán no reducir las emisiones, pero sí buscar soluciones. Una respuesta muy pobre teniendo en cuenta la grave situación por la que pasa el planeta.
"Las tendencias globales demuestran que se incrementará 6 grados la temperatura. Un valor muy por encima de los dos grados que deberían ser. Por tanto, se exige que las emisiones de CO2 mundiales per capitase reduzcan una tonelada en 2050. En la actualidad un ciuadano estadounidense emite 19,9 toneladas al año y un británico 9,3", explica Corinne Le Quéré, de la Universidad de East Anglia, quien dirigió el estudio.
El trabajo de Le Quéré, que forma parte del proyecto Global Carbon Project, muestra que las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles han aumentado un promedio de 3,4% anual entre 2000 y 2008 en comparación con el 1% del decenio de 1990.
A pesar de la desaceleración económica mundial, las emisiones aumentaron un 2% en 2008. La gran mayoría de este incremento procede de China y la India, aunque una cuarta parte de sus emisiones son el resultado directo del comercio con Occidente. En los últimos años, el uso mundial de carbón también ha superado al del petróleo.
Para Le Quéré, la cumbre de Copenhague es la última oportunidad de llegar a un acuerdo global que podría reducir las emisiones de dióxido de carbono en un curso de tiempo suficiente apra que el incremento de la temperatura no llegue a esos seis grados. "La conferencia de Copenhague del próximo mes en mi opinión es la última oportunidad de estabilizar el clima y la temperatura por encima de los niveles preindustriales en un modo suave y organizado", dijo.
Si el aumento de dos grados ya se considera peligroso , es evidente que un aumento de seis grados en la temperatura global es muy grave, escribe Michael McCarthy.
Su veredicto fue que un aumento de las temperaturas de esta magnitud "catapultaría al planeta en un estado extremo de efecto invernaderoque no se ha visto desde hace 100 millones de años, cuando los dinosaurios pastaban en selvas tropicales y desiertos polares en el corazón de Europa".