dimarts, 10 de novembre de 2009

Viagra y la impotencia


La Viagra es el nombre comercial del sildenafilo o sildenafil. Este fármaco fue sintetizado por la empresa Pfizer para su uso en la hipertensión arterial y la angina de pecho, ya que es un potente vasodilatador. Las primeras pruebas indicaron que los efectos en la angina eran ligeros, pero descubrieron que podía inducir notables erecciones de pene.
Por ello, la multinacional farmacéutica prefirió comercializar este nuevo producto para combatir la disfunción eréctil. La Viagra es patentada en 1996, y aprobada para su uso en EE.UU. en 1998. El éxito fue inmediato: las ventas anuales en el periodo 1999-2001 superaron los mil millones de dólares.

La dosis más habitual es 50 mg; no se debe superar los 100 mg y se desaconseja consumir más de una dosis diaria. Al cabo de los años, también se ha recetado para el tratamiento de la hipertensión pulmonar.Las empresas no quieren limitarse al mercado masculino. Los productos farmacéuticos para combatir la disfunción sexual femenina son cada vez más numerosos. Productos como Vagifem, Ovestin, Premarin o Estring se presentan como soluciones contra los problemas sexuales femeninos. Otros productos, como el inhalador Pt 141 (bremelanotide) para activar el deseo sexual femenino se han quedado por el camino. Se ha demostrado que esta sustancia puede provocar hipertensión arterial.

La historia nos recuerda que la disfunción eréctil ha preocupado desde siempre. Se ha probado con casi de todo: la ingestión de testículos de toro o la cantárida, un insecto que se ingiere en polvo. Se cuenta que Fernando el Católico, ya viudo, tomó esta última sustancia para dar la talla con su joven esposa Germana de Foix.

También hay que tener en cuenta el Internet. Mucha gente compra este producto (se estima que el 25% del correo basura en Internet está relacionado con la venta ilegal de Viagra). Un experimento del fabricante de antivirus McAfee comprobó que la mayoría de los correos ofrecían alargamientos de pene, medicinas y viagra. Y es que se trata de uno de los negocios más ‘potentes’ de la red: las falsificaciones, que no necesitan receta, proporcionan unos beneficios de un 2.000%. India y China encabezan la clasificación de copias.
Pero por mucho que prometan a precios de saldo, es mejor comprarlas en la farmacia de toda la vida. La mayoría de lo que se vende ni siquiera tiene el principio activo, sildenafilo. Un 60% de las falsificaciones carece de los ingredientes básicos, un 19% tiene compuestos erróneos y un 16% es dañino. Un participante del experimento de McAfee compró una caja y solo tenía un 5% de pureza.

2 comentaris:

jaime ha dit...

jaja vaya tema martí, en fin la verdad es que la viagra para las personas que llegan a una cierta edad que sufren hipotencia pues les viene bastanten bn, asi como gente con minusvalía.Sin embargo puede ser muy peligroso aqui te dejo una pagina para que veas de lo que hablo:
www.ucm.es/info/fmed/medicina.edu/Urologia/cardiovasc.htm

Noel ha dit...

Dejando aparte las coñas ,este es un tema del que se puede aprender mucho.
Todos sabemos que hay muchos timadores en internet y yo personalmente no sabia que la viagra era un producto tan falsificado.Así que ya sabeis nada de pedir medicamentos por internet porque es muy probable que os timen , recordemos la noticia donde se decía que a raíz del pánico por la gripe A, ,mucha gente empezó a vender Tamiflu falso por internet aprovechandose de la pobre gente que pecaba de ingenua y de incosciente.

Os dejo un link con una ampliación de esta noticia.

http://www.nacion.com/ln_ee/2009/octubre/17/aldea2126179.html

Tambien un video de un reportaje de como se falsifican algunos medicamentos.

http://www.youtube.com/watch?v=84y1zeS4hro