dissabte, 28 de novembre de 2009

Los cambios en los oceános, una ayuda para predecir el fitoplácton

Como hemos podido estudiar, la circulación de la materia y energia en la biosfera está condicionada por los distintas cadenas tróficas, las cuales representan el mecanismo de tranferéncia energética entre los distintos niveles tróficos; productores, consumidores y descomponedorres.
Dichos productores son autótrofos y entre los principales organismos fotosintéticos encontramos el fitoplácton, constitutido por un conjunto de algas microscópicas y cianobacterias.



Como ya sabemos, en los ecosistemas marinos la mayor producción tiene lugar en zonas determinadas y plataformas costeras y el resto del océano se caracteriza por ser un auténtico desierto. Esto está producido por la ausencia de nutrientes en la superficie marina. Por lo tanto, existe una relación directa entre los cambios físicos de los océanos y la cantidad de fistoplácton.

Así lo han determinado los investigadores del Laboratorio Oceanía de la Univesidad de París (Francia), quienes han estudiado la variedad en un periodo mayor a diez años del fitoplácton para determinar el impacto del cambio climático sobre este. Para ello, han estado durante más de una década midiendo la temperatura de la superficie marina y observaciones mediante satélite de la clorofila de los océanos. Además, aseguran que los cambios en la presencia del fitoplácton están asociados, de forma precisa, en las cuencas oceánicas del Pacífico y el Atlántico.


Para llevar a cabo dicho estudio utilizaron un indicador de la estratificación del agua y nutrientes, procedentes de las profundidades. Gracias a la variabilidad climática, es decir, de un gradiente de densidad subacuática, conocido como Pinoclina, estos nutrientes son aportados desde las profundidades donde, como ya hemos señalado anteriormente, a grandes profundidades se encuentra la mayor fuente de fitoplácton.

Estos datos forman parte de la predicción futura del fitoplácton y, así, podrá permitir a los científicos controlar de una manera más sencilla la salud de los ecosistemas, algo necesario en vistas de la falta de concienciación de muchos, ya que de estos organismos depende el cambio climático, el cual podría aumentar la estratificación de las aguas superficiales, que se traduciría en un aumento de nutrientes hacia la superficie y, por lo tanto, de la biomasa. Dicho aumento sería positivo para el aumento de estos organismos en las zonas donde la falta de luz hace imposible su desarrollo.


Tenemos que tener en cuenta que la desaparición de los organismos productores son el principio de nuestra desaparición ya que para que se establezca una cadena trófica, en la cual estamos sometidos, es necesario la presencia de seres vivos productores. A su vez, empiezan a percibirse las consecuencias del calentamiento del planeta a causa de las emisiones nocivas, causadas por factores antropológicos.


En conclusión, la 'solución' está en nuestras manos, sólo nos queda tomar conciencia del problema.



Enlace a la noticia.

Noticias relacionadas con la importancia del fitoplácton:
-la maquinaria verde de los océanos aquí
-alternativa al calentamiento global aquí









1 comentari:

alex ha dit...

Por el final de la noticia pone que esas investigaciones podrían ayudar a los científicos a controlar la salud de los ecosistemas. En mi opinión no hace falta eso, en todo caso mas que controlar lo importante es preocuparse solo de que no disminuya, es decir, de momento centrarse en lo que reduce la cantidad de fitoplancton.