dimecres, 27 d’abril de 2016

El ensanchamiento de la pelvis es cosa de hormonas

Un estudio nuevo estudio, demuestra que la pelvis de las mujeres va cambiando a lo largo de los años y se adapta a los patrones hormonales para facilitar el parto.

Existe un dilema en el que se plantea la pregunta de porque la evolución no ha preparado la pelvis de la mujer para tener un parto mas sencillo  menos doloroso.
Y una de las hipótesis propuestas es que la morfología de la pelvis representa un equilibrio entre la cabeza del bebé y la locomoción bípeda. Por lo tanto, los cambios en la disposición de la pelvis vienen dados por el desarrollo individual de cada mujer, y no por la evolución.

A través de tomografía computarizada, estudiaron el desarrollo de la pelvis en 275 personas, desde que nacen hasta los 95 años. Y se pudo observar que a partir de la pubertad, la pelvis de los hombres y mujeres son prácticamente iguales, desde esa edad hasta los 40 (la época de mayor fertilidad) la pelvis se mantiene ensanchada para facilitar el parto; y de los 40 en adelante, en el periodo de la menopausia, la pelvis se comienza a estrechar.

Los factores que producen este cambio, son las hormonas, el estrógeno. A parte del papel principal que tienen las hormonas, la nutrición también participa en este cambio: la producción de estrógeno esta influenciada por el indice de masa corporal. Un mayor indice de masa corporal, conduce a una mayor producción de la hormona, y ésta, influye en el ensanchamiento de la pelvis en la época de pubertad.
                                 
                                     

                                     
Más información aquí.