divendres, 22 d’abril de 2016

La proteína Aurora A clave en la activación de los linfocitos

Investigadores del CNIC explican cómo una proteína implicada en cáncer, Aurora A, controla la activación de los linfocitos T, un hallazgo muy relevante ya que supone nuevas oportunidades para el tratamiento de las enfermedades mediadas por el sistema inmune.
Linfocito T: http://www.agenciasinc.es/Multimedia/Fotografias/Linfocitos-al-ataque-del-tumor
Los linfocitos, debido a su capacidad para reconocer antígenos extraños de forma específica y responder a su presencia, dirigen una parte esencial de la respuesta inmune. La activación mediada por antígeno, se inicia en la sinapsis inmune, que consiste en un contacto íntimo del linfocito T con la célula que presenta el antígeno. Para que la comunicación entre ambas células sea eficiente, tanto las proteínas de adhesión linfocitarias como el receptor de célula T deben activarse correctamente.

Aurora A es una proteína con actividad cinasa , estudiada por su capacidad protooncogénica a través del control del ciclo celular mediante la regulación de la extensión de microtúbulos desde el centrosoma celular.
En este estudio se ha descubierto que dicha proteína está implicada en la activación temprana de rutas de señalización a partir del receptor para el antígeno de la célula T, fundamentalmente sobre la quinasa Lck, que permite la diversificación de las rutas de activación. Hace que los linfocitos T deficientes en Aurora A no se activen correctamente. Pero además, en la investigación se ha demostrado que el tráfico y dinámica de las nanovesículas señalizadoras en la zona de la sinapsis inmunológica está afectado en dichas células.

Dicho estudio es muy importante debido a que abre un amplio abanico de posibles aplicaciones clínicas. Además, Aurora A es una prometedora diana terapéutica en el campo de la inmunología.

Esta noticia esta relacionada con el apartado de inmunología y bioquímica del temario de biología de segundo de bachiller.
Para más información haga clic aquí.